10 de mayo de 2011 | 00:00:01


Investigador de Ieepp refuerza caída de mitos sobre seguridad en Centroamérica

Narcos copan región


* Células de cárteles, bases de operaciones, centros de logística, sicarios, tumbadores y descontrol de ventas de armas legales

Por José Adán Silva | País



comentar

Noticias eMail

Reciba gratis el informe de las principales noticias en su correo electrónico

Pese a estar en el Triángulo Sur de Centroamérica, la actividad del narcotráfico ha aumentado y evolucionado en Nicaragua por diferentes motivos, que, según un investigador del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas, Ieepp, refuerzan la tesis de que el istmo se ha convertido en una enorme estación de servicios al crimen organizado.


Roberto Orozco, investigador del programa Seguridad Democrática del Ieepp, dijo que los hallazgos del estudio Seguridad y Crimen Organizado Transnacional, realizado por la Red Centroamericana de Centros de Pensamientos e Incidencia, son reales en cuanto al desarrollo del crimen organizado en la región, y en cuanto a la caída de viejos mitos, como que la mafia se nutre de armas de viejos buzones de las pasadas guerras o que los narcos sólo operan en lugares donde el Estado no tiene presencia.


A criterio del investigador, los narcos se alimentan de armas de fuego adquiridas en acciones de compra-venta normales en los centros y establecimientos autorizados, recurriendo a la corrupción estatal que permite a narcos obtener cédulas de identidad, documentos de residencia, pasaportes y otra papelería, que es requisito para la compra de armas.


Puso como ejemplo el caso de 2009, cuando un ex piloto de una aerolínea local obtuvo una licencia para portar armas de fuego, con la cual compró diez pistolas que luego vendió en Guatemala, sin que la Policía o los órganos de inteligencia del Ejército de Nicaragua pudieran detectarlo.


“Lo que ocurre es que no hay controles estrictos en las importaciones de armas ni en las ventas al detalle, y cualquiera que consiga una licencia de portación puede comprar armas sin que la ley lo restrinja, terminando muchas veces esas armas en manos legales mediante la operación de compra-venta normal del mercado”, dijo el investigador.

1.6 millones de armas en la región
Según el estudio citado, circulan 1.6 millones de armas ligeras en la región, de las cuales 500 mil están legalmente registradas y el resto vienen del mercado negro.
Pese a que Orozco comparte el criterio de que Nicaragua es uno de los países más seguros de la región, en comparación con las cifras de los tres países del norte de Centroamérica (Guatemala, Honduras, El Salvador), también reconoce que el estado de seguridad en el país ha empeorado en los últimos años, y la tendencia es a que la narcoactividad se muestre con mayor accionar en el futuro inmediato.


Dijo que mediante diversas investigaciones del Ieepp y otros estudios internacionales, Nicaragua ha mostrado un avance en la criminalidad organizada, que se manifiesta a través de operaciones y capturas de células de cárteles mexicanos, colombianos y centroamericanos, quiebre y descubrimientos de pistas clandestinas, intercepción de redes completas de transporte de drogas, localización de bases de apoyo logístico a narcos, muertes por sicarios, tumbadores, y aborto de planes de asesinatos de cárteles internacionales contra rivales en Nicaragua.


Dijo que la tesis de que la corrupción le ha abierto las puertas a los narcos en territorios donde antes no operaban las autoridades, es algo que se ve en la incidencia y frecuencia de juicios donde los acusados por narcotráfico salen libres, y en las cifras de personal policial, judicial u otras autoridades, que salen involucradas en ilícitos.


Ejemplo de ello es la obtención de cédulas de identidad nicaragüense por narcos colombianos y mexicanos.


Dijo que incluso el accionar narco llegó lo más lejos que pudo con la violenta emboscada armada contra el Ejército y la Policía en diciembre de 2009 en Walpasiksa, región de la Costa Caribe Norte.


Orozco señaló que si bien la Policía hace esfuerzos contra el crimen organizado, los recursos presupuestarios limitados y la falta de un verdadero apoyo institucional y coordinado con otras instancias de seguridad, dificultan la labor preventiva, y se centra, más bien, en acciones reactivas.


Dijo que la tesis de que la región ha dejado de ser bodega y corredor narco para convertirse en “estación de servicio”, se nota a modo de ejemplo, en las comunidades costeras del Caribe y en las ciudades fronterizas como Rivas y Chinandega, donde se han detectado y quebrado células y bases de apoyo a grupos de cárteles narcos.


Comentar este contenido




Compartir

Otras noticias en País




Lo más popular



Lo más comentado

“Ser gay es el mejor regalo que Dios me ha dado”

elnuevodiario.com.ni |

El consejero ejecutivo de Apple ha salido del armario. A pesar de que la sexualidad de Tim Cook era conocida y...

54 Comentarios

Jueza admite acusación contra atacante de bebé

elnuevodiario.com.ni |

La jueza suplente Local Penal de Rivas, Lidia Marbely Hernández, admitió la acusación que por...

36 Comentarios

Velocidad y alcohol acaban con tres vidas

elnuevodiario.com.ni |

Exceso de velocidad y estado de ebriedad fueron las principales causas de un accidente que dejó tres muertos y...

24 Comentarios

Kilómetro 4 Carretera Norte
Managua, Nicaragua
web@elnuevodiario.com.ni
Teléfono: (505) 2249-0499
PBX/Fax: (505) 2249-0700