•   León y Managua  |
  •  |
  •  |
  • END

La vicealcaldesa de León, Dora Maria Gurdián, aseguró ayer que no la sacarán de la comuna metropolitana, pues lo único que ha hecho es criticar abiertamente los actos irregulares cometidos por el edil Tránsito Téllez y los concejales que le adulan, a quienes tildó de ser “nuevos ricos” desde que asumieron sus cargos en la municipalidad.
“De aquí no me sacan”, dijo la vicealcaldesa, mientras que desde la Contraloría se afirmó que una auditoría en la comuna debe llegar hasta el fondo de los señalamientos para determinar si el manejo de los recursos municipales ha sido el más adecuado.
Gurdián llegó ayer muy temprano a su despacho para atender a la población en general, y demostrar a los concejales su dedicación y responsabilidad en sus labores, restándole importancia a la resolución adoptada por el Concejo durante la sesión extraordinaria del 23 de julio, en la que la suspendieron temporalmente de las funciones y atribuciones que le habían asignado.
“Me siento tan fuerte a como entré hace tres años, y quizás más fuerte, porque tengo presente al Señor Jesucristo y al pueblo de León que me eligió y creyó en mí, ellos (concejales y el señor alcalde) no tienen ni un partido político que los apoye”, expresó Gurdián, acompañada sólo por su asesor legal y su asistente personal.
Los nuevos ricos
Aseveró que no tiene temor de ser destituida completamente por el Concejo porque no tiene necesidad de ser asalariada, ya que proviene de una respetable familia luchadora y trabajadora.
“Ahora cualquier concejal de León es más rico económicamente que esta vicealcaldesa, ninguno es pobre como le hacen creer al pueblo”, refirió la funcionaria, quien calificó de “golpe técnico”, su destitución.
A Gurdián el alcalde y los concejales la despojaron de sus obligaciones al frente de la Comisión Económica; como presidenta del Patronato de Turismo; como vocal de la Agencia de Desarrollo Económico y Social (ADES), y de otras funciones de carácter protocolario.
Cabe señalar que el pasado 18 de julio el alcalde de Chinandega, Julio Velásquez, y miembros del Concejo afines a su persona, quitaron también las atribuciones que le habían asignado desde febrero de 2005 al vicealcalde Isaac Travers Zeledón, quien recientemente hizo serios cuestionamientos al edil y a algunos concejales a través de EL NUEVO DIARIO.
Gurdián dijo que se vio obligada a denunciar ante la Fiscalía y ante la Contraloría, irregularidades por las diversas quejas que recibió de la población y que afectan la transparencia de la comuna.
La vicealcaldesa confirmó las publicaciones de EL NUEVO DIARIO relacionadas a que la comuna, bajo la administración de Téllez, pagó un millón 100 mil córdobas a Enrique Granados Tórrez por un edificio conocido como “Las Ruinas”, sobre el que la municipalidad jamás tuvo dominio y posesión, y el cual, además, estaba hipotecado.
El edificio --ubicado contiguo al Parque “Rubén Darío”, de León-- sería destinado para el funcionamiento del “Museo de Historia de León”, proyecto que finalmente no se realizó.
END confirmó que Enrique Granados es pareja en unión de hecho de Gloria Luna Rivera, asesora legal de la Alcaldía de León, y constató que ella fue la abogada encargada de elaborar la escritura por la transacción.
Semanas atrás, el presidente de la Contraloría, Luis Ángel Montenegro, dijo que Téllez le informó que Granados había regresado el dinero que se le había entregado por “Las Ruinas”, y que eso podría salvarlo de responsabilidades, pero esa posición no la comparten sus demás colegas.
Insisten en que no es pasada de cuentas
Teodoro Sánchez, Secretario del Concejo en la Alcaldía de León, negó ayer que las medidas contra la vicealcaldesa tengan que ver con razones políticas o pasada de cuentas por expresarse pésimamente de la administración edilicia, sino por la “inoperancia” que demostró por más de tres años.
De igual forma, mencionó que Gurdián tenía asignado medio millón de córdobas para atender los cementerios y otras obligaciones que hasta el día de su suspensión se encontraban descuidadas. Sánchez dijo que otro criterio tomado en cuenta para sancionar a Gurdián fueron los criterios expresados que afectan la imagen de la comuna.
“En muchas ocasiones le pedimos respeto para los concejales, alcalde y demás funcionarios de la institución, pero hizo caso omiso a nuestras peticiones. Dijo en la Fiscalía, Contraloría y los medios, que los responsables de la corrupción en la Alcaldía eran otros, y que ella se lavaba la cara, refiriéndose a los señalamientos de corrupción que envuelven a la institución bajo la administración de Téllez”, dijo Sánchez, dejando claro que los actos ilícitos que supuestamente envuelven a la comuna deben ser dilucidados por las entidades correspondientes y no por Gurdián.
Contraloría irá a fondo
Al respecto, el contralor Guillermo Argüello Poessy dijo que las irregularidades en la comuna leonesa deberán confirmarse o despejarse a través de una auditoría. “El hecho de que se haya regresado el dinero que se había desembolsado por ese edificio (Las Ruinas) no borra la anomalía, si hubiese un hecho delictivo no lo desvanece”, expresó el colegiado.
Dijo que lo que hay a la vista es que lo que se dio fue una “venta simulada” para concretar un préstamo personal, y que lo que habrá que analizar es si la comuna tenía facultades para hacer dicha operación.
Cabe destacar que, para hoy, cinco funcionarios de la Alcaldía han sido citados por la Fiscalía para rendir declaraciones en relación con los problemas de propiedad en Salinas Grandes y la compra venta de “Las Ruinas”.
En relación con este problema, el fiscal departamental, Freddy Arana Rivera, expresó que están trabajando intensamente por la complejidad del caso. Hasta que concluyan las investigaciones podrán definir la causal de los delitos y las personas que resulten involucradas.
Indicó que el alcalde Téllez solicitó una reprogramación para su entrevista, indicando que tiene muchas obligaciones que cumplir, y que en ningún momento ha querido caer en desacato a la justicia.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus