•  |
  •  |
  • END

Un tribunal costarricense inició hoy a las 8:35 de la mañana el juicio por la muerte del nicaragüense Natividad Canda Mairena. La jueza del caso, después de constatar a las personas involucradas, dio apertura al debate.

El juicio por homicidio simple contra los policías Erick Sánchez y Asdrúbal Luna, arrancó con la lectura de la acusación por parte del Tribunal Superior de la ciudad de Cartago, 22 kilómetro al este de la capital. También se escucharon los primeros alegatos de la parte acusadora y de la defensa.

La madre de Canda, Juana Mairena, se encontraba presente en el juicio, pero el abogado que la representa le recomendó que abandonara la sala.

En total son 10 los imputados para el juicio que se desarrolla en el complejo judicial de Cartago; mientras que las partes han convocado a 48 testigos. Se espera que se extienda hasta el 12 de septiembre.

El Ministerio Público acusa a los policías Asdrúbal Luna y Erick Sánchez por homicidio simple y omisión en incumplimiento de deberes, es decir, no actuaron con prontitud para socorrer a Canda en el momento en que era devorado por dos perros rottweiler.

Mientras que la parte querellantes acusa, adicional a los dos policías, a otros 6 efectivos del orden público, el dueño de los perros y al guarda de la propiedad donde fue atacado el nicaragüense.

El abogado retiró la acusación civil en contra del dueño de la propiedad porque “podría afectar todo el caso”. El Organismo de Investigación Judicial, OIJ, concluyó en un informe que la muerte del nicaragüense “pudo evitarse”, si los policías acusados hubiesen aprovechado, al menos dos oportunidades, para disparar a los perros sin poner en riesgo la humanidad de Canda.

Minutos antes del ingreso a la sala de juicio, Sáenz, comentó que la parte defensora pretenderá demostrar que Canda “era un ladrón” y que el día de su muerte se había introducido ilegalmente en la propiedad para seguir sus “fechorías”; y con ello desestimar la acción resarcitoria para que la
madre de Canda, Juana Mairena, no reciba una indemnización del Estado costarricense, calculada según un perito, en unos 196 mil dólares.

La muerte de Natividad Canda Mairena, se produjo el la madrugada del 10 de noviembre de 2005. Éste fue sorprendido por dos perros cuando se metió a robar en un taller de La Lima de Cartago.

Según el dictamen forense, el nicaragüense falleció tras recibir unas 200 mordeduras de los dos perros rottweiler. El expediente también revela que el ataque comenzó a eso de las 11:30 de la noche del 9 de noviembre y terminó pasada la una de la madrugada del 10.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus