•  |
  •  |
  • END

En medio de estrictas medidas de seguridad sorpresivamente establecidas en el Hospital Militar “Alejandro Dávila Bolaños” desde hace varios días, el Presidente de la República, Daniel Ortega, arreció anoche sus ataques verbales contra los medios de comunicación escritos y llamó a EL NUEVO DIARIO y La Prensa, “voceros del gobierno colombiano”.

Como parte de las medidas de seguridad, los pacientes que visitan el área de Emergencia del hospital deben dejar sus vehículos en la parte externa y entrar a pie hasta el centro asistencial. Esta medida se aplica a los familiares de los pacientes que se encuentran internos en el hospital, lo que ha originado grandes protestas.

En la Sala “J” del centro asistencial es donde se observa mayor presencia militar y el acceso es drásticamente restringido. Se presume que en esta sala se encuentra una de las guerrilleras de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, recibiendo tratamiento médico, lo que explicaría el incremento de la seguridad y las restricciones a los pacientes y visitantes.

En discursos anteriores, el presidente Ortega ha dicho que teme por la vida de las dos colombianas y de una mexicana asiladas en el país, luego de sobrevivir al ataque del ejército colombiano a un campamento de las FARC en territorio ecuatoriano el pasado primero de marzo, y en el que murió Raúl Reyes, segundo al mando del grupo guerrillero.


Misiles, y continúa guerra verbal con Colombia
En tanto, en otro episodio de arremetidas contra el gobierno del presidente Álvaro Uribe Vélez, Ortega reiteró su mandato al jefe del Ejército de Nicaragua, general Omar Halleslevens Acevedo, de no destruir 615 misiles tierra aire C2M, conocidos como SAM-7.

Según Ortega, la orden de suspender la destrucción del armamento “constituye una medida para garantizar la defensa de la soberanía nacional ante la negativa de Colombia de retirarse del meridiano 82, desacatando el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya”.

Una vez más, Ortega consideró esa posición como una amenaza del gobierno colombiano. Además, a su juicio, las informaciones que publican los medios de comunicación escrita en torno al tema, van en detrimento del bien de los nicaragüenses.

El mandatario calificó de “mentiras” las informaciones publicadas sobre la situación entre Nicaragua y Colombia e insistió en que los medios escritos nicaragüenses responden a “intereses externos y del imperio”.

Ortega se comprometió a retomar el tema de la destrucción de los misiles, una vez que el gobierno colombiano acate la resolución de la Corte Internacional de Justicia y retire las fragatas que mantiene en el sector del meridiano 82, en el océano Atlántico.

Quiere 32 millones
Sin embargo, el mandatario condicionó la desaparición del armamento, siempre que el gobierno de Estados Unidos acepte entregar a Nicaragua 32 millones de dólares en equipos médicos y medicinas para fortalecer los servicios de salud pública en el país.

“Si gastan miles de millones en la guerra en Irak, si gastan miles de millones en el Plan Colombia, ¿por qué no van a tener 32 millones para mejorar la salud de los nicaragüenses?”, preguntó Ortega en alusión al gobierno de Estados Unidos.

En otra parte de su discurso, Ortega calificó de “chantaje”, la propuesta que hizo su homólogo colombiano respecto a que aceptaría que Nicaragua mantenga asiladas a las tres guerrilleras de las FARC, siempre y cuando acepten desmovilizarse ante el gobierno nicaragüense.

El presidente Ortega llamó “matones” a Uribe y a su ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, de quienes dijo, buscan la confrontación armada.

Las palabras de Ortega se dieron durante el acto de celebración del 29 aniversario de fundación del Cuerpo Médico Militar, al que asistió el alto mando del Ejército de Nicaragua.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus