•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Expandir y mejorar la educación y los cuidados a la Primera Infancia, especialmente para la niñez más vulnerable, es el planteamiento que hacen expertos en el tema, en el marco de la Semana Mundial por la Educación, tomando en cuenta que Nicaragua es uno de los países latinoamericanos con menor proporción e inversión en la educación preescolar.

La Semana Mundial de Acción por la Educación, SMAE, está enfocada este año en el derecho a la atención y a la educación en la primera infancia.

El Foro de Educación y Desarrollo Humano de la Iniciativa por Nicaragua (FEDH-IPN) inauguró ayer esta celebración en el Preescolar “Arlen Siu”, señalando que el propósito es movilizarse “con gran entusiasmo” para dar cumplimiento al objetivo de llevar mejor educación a los niños de preescolar.

Según el presidente del FEDH-IPN, Jorge Mendoza, el objetivo de mejorar la educación preescolar implica que se emprendan los esfuerzos necesarios para aplicar la Política Nacional de Primera Infancia, aprobada en noviembre del año pasado, y que consiste en dar atención articulada entre el Ministerio de Educación, Mined, el Ministerio de Salud, Minsa, y el Ministerio de la Familia, MiFamilia, a más de 400,000 niños que están en la edad de 0 a 8 años.

Y es que a la fecha hay 250,000 niños menores de tres años que no han recibido ningún tipo de atención, de acuerdo con lo expresado por Mendoza.

“Atención y cuidados en primera infancia significa educación preescolar, atención médica, apoyo sicosocial y estimulación temprana y oportuna por parte de los padres de familia”, dijo.

En el caso de la educación preescolar, Nicaragua presenta varios rezagos, ya que solo la mitad de niños en edad de 0 a 6 años recibe este nivel de enseñanza, además que la inversión en la misma es muy inferior a la destinada a los niveles de Primaria y de Secundaria.

Educación preescolar es básica
El investigador en temas de Educación del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas, Ieepp, Charles Grigsby, señaló que en la etapa preescolar los infantes “adquieren los conocimientos básicos que les van a permitir asimilar los conocimientos más complejos en niveles educativos superiores”.

Nicaragua es suscriptora de la Declaración Mundial sobre la Educación para Todos, con lo cual se compromete a cumplir lo establecido en la Declaración Universal de Derechos Humanos, que estipula que toda persona tiene derecho a la educación, reconociendo que el aprendizaje comienza con el nacimiento, y señala que se deben aplicar acciones de cuidado temprano y de educación inicial.

Además, la Ley de Educación reconoce que la educación inicial es el primer nivel de educación, y la divide en I, II y III niveles, aunque deja los dos primeros en manos de la comunidad y solo asume el último.

“Es obligación del Mined cumplir con todos los niveles que incluye la educación inicial. Si no hay I y II nivel, vamos a tener niños en III niveles que probablemente lleguen a la Primaria con una base de conocimientos muy baja, y esto tiene consecuencias a lo largo de todo su desarrollo”, aseguró Dayra Valle, investigadora del Ieepp y autora del estudio Situación de la Educación Inicial en Nicaragua.

Dicho estudio presenta datos sobre la matricula e inversión del Gobierno en la educación inicial, dejando en evidencia que se han dado pocos y lentos pasos en ese sentido, y que se ha priorizado la Primaria.

“Entre 2006 y 2010, alrededor del 47% de los niños en edad preescolar quedaron fuera (del sistema de educación), cuando la matrícula promedio en América Latina anda por 65%, y en países desarrollados, en más del 75%”, enfatizó Grigsby.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus