•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“Una pacientita desencadenó en labor de parto cuando supo de su muerte”. El comentario fue hecho por una doctora a pocos metros del féretro donde yacía Carlos Vargas, el gineco-oncólogo que salvó a tantas mujeres de morir de cáncer, pero quien cedió ante esta enfermedad el pasado domingo.

Vargas, reconocido entre el gremio de médicos por su calidez humana y por su talento, fue recordado en el velatorio sobre todo por su alegría. Las pacientes con cáncer de mama resaltan también su abnegación y buen trato. Cuentan que era capaz de dejar cualquier actividad para atenderlas. Otros pacientes escribieron mensajes de tristeza en Facebook.

“Era tan buena persona, que vea este jardín que se ha formado”, comenta una técnica quirúrgica que lo conoció desde que estudiaba la especialidad en ginecología, refiriéndose a la cantidad de coronas que había en la funeraria Monte de los Olivos.

El galeno laboró durante muchos años en el Hospital “Bertha Calderón” y en el Centro de Radioterapia “Nora Astorga”. Mañana será velado en este hospital, y posteriormente será llevado a su ciudad natal, León, donde será enterrado.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus