•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Representantes de la Organización Internacional del Trabajo, OIT, y de sindicatos centroamericanos llegaron a solicitar a los diputados de la Comisión Laboral de la Asamblea Nacional, AN, que gestionen la ratificación por parte de Nicaragua del Convenio 189 y Recomendación 201 denominado “Nuevas normas internacionales para las trabajadoras domésticas”, aprobado por la Conferencia Internacional del Trabajo, CIT, en beneficio de las obreras de este sector.

Dicho convenio y recomendación fue aprobado por los miembros de la CIT en junio del año pasado, pero hasta la fecha solamente Uruguay lo ha ratificado y para que entre en vigencia se necesita que, al menos, dos países lo acepten como propio, por lo que los sindicalistas exhortaron a los legisladores nicaragüenses a que Nicaragua utilice esta herramienta legal a favor de los derechos laborales de las domésticas.

María José Chamorro, especialista de Género de la OIT, recordó que “el trabajo doméstico es poco visible y poco valorado”, por lo que este sector necesita de una legislación especial que proteja sus derechos laborales, ya que las trabajadoras están expuestas a maltratos y abusos por parte de su empleador.

Chamorro explicó que el Convenio va dirigido a evitar los abusos y violaciones a los derechos laborales de las domésticas, propinar una justa remuneración por sus funciones y horas laborales; además de exigir atención del Seguro Social para este sector, proteger a las domésticas migrantes, entre otros puntos.

Sector marginado

Deborah Grandison, Procuradora de la Mujer de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, afirmó que son pocas las denuncias de domésticas que llegan a esa institución, ya que las afectadas tienen temor a perder el empleo. “Este Convenio es un instrumento más que visualizará el trabajo doméstico que realizan las mujeres, ya que por mucho tiempo ha sido desvalorizado”, cuestionó.

El diputado Alberto Lacayo, Presidente de la Comisión Laboral, se comprometió en nombre de los legisladores en propinar que Nicaragua ratifique dicho convenio, ya que “sabemos que se cometen una cantidad de abusos y atropellos con estas hermanas y hermanos; creemos que es justo que las respalde la justicia y un convenio”.

El diputado Luis Barbosa, miembro de dicha Comisión, consideró que el convenio vendría a beneficiar a miles de domésticas en el mundo, pero que “Nicaragua ya tiene una ventaja, en 2008, se hizo una reforma al Código del Trabajo que es el libro Primero, capítulo 7, donde recoge la seguridad social, jornada laboral, no trabajo infantil, etcétera”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus