29 de julio de 2012 | 00:00:05


Managua, Nicaragua | elnuevodiario.com.ni

Mitos y verdades acerca del Virus del Papiloma Humano


Su presencia se correlaciona con el cáncer del cuello del útero y seis cánceres más

Dr. Alejandro Pérez Fabbri | Fama



comentar

Noticias eMail

Reciba gratis el informe de las principales noticias en su correo electrónico

Hasta hace pocas décadas, el origen viral de algunas enfermedades era desconocido, e incluso la presencia de los virus se consideraba de poca importancia. Sin embargo, en la actualidad, con el avance de la genética, la importancia de los virus ha cobrado relevancia al descubrirse que cada dos minutos fallece una mujer en el mundo por cáncer de cuello uterino producido por el Virus de Papiloma Humano, VPH. De hecho, su presencia se correlaciona con el cáncer del cuello del útero y seis cánceres más.

Papiloma o Condiloma significa protuberancia crónica y son conocidos como verrugas genitales. El VPH se llama vulgarmente “virus de las verrugas”. Se trata de una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes y, paradójicamente, una de las menos conocidas. Y es que él puede alojarse en el organismo sin mayor ruido y cuando llega es para quedarse de por vida.

El Virus del Papiloma Humano es un grupo grande de virus de los cuales se han identificado más de 100 tipos, de estos cerca de 40 son transmitidos sexualmente e infectan el aparato genital masculino y femenino, porque produce infecciones de piel y afecta también las mucosas del tracto anogenital, oral (boca y garganta) y respiratorio por lo cual vacunarse previene contra el cáncer en esas mismas zonas.

Las verrugas genitales son técnicamente conocidas como condilomas acuminados o verrugas venéreas y están generalmente asociadas con dos tipos de Virus de Papiloma Humano, el número seis y número 11. También puede causar crecimientos planos anormales en el área genital (vagina, uretra y ano) y en el cuello del útero (la parte más baja del útero que se extiende a la vagina). La evolución de las lesiones es imprevisible: pueden desaparecer, crecer o permanecer estables.

Estas verrugas varían en apariencia en el varón y en la mujer. Un estudio científico demuestra que en las mujeres con la infección por VPH, el 69% de los varones con los que tienen relaciones sexuales presentan lesiones asintomáticas en el pene que pueden detectarse mediante colposcopia del pene. Por tanto, el varón es un reservorio que disemina la enfermedad, ya que es un portador sin lesiones visibles, por tanto, debe vacunarse siempre a la pareja.

Aunque la infección es provocada por los mismos tipos de virus en el varón y en la mujer, las lesiones difieren clínica e histológicamente:

Mujer: blandas, de color gris o rosa, pedunculadas y suelen encontrarse en racimos. Las zonas más afectadas son la vulva, la pared vaginal, el cuello uterino (son causantes de cáncer), la piel de alrededor de la zona genital (periné) y el ano

Varón: blandas. Las presentes en el pene suelen ser lisas y papulares. Mientras que las del perineo asemejan a una coliflor. A menudo, aparecen primero en el prepucio (tejido que cubre el pene) y el glande, y luego en el escroto (piel externa de los testículos) y la región perianal.

En la boca y en la garganta, el VPH produce el papiloma oral y el papiloma laríngeo. También puede haber el papiloma de la conjuntiva del ojo y el papiloma nasal.

El riesgo de cáncer

El VPH ahora se conoce como la principal causa de cáncer del cuello del útero. Algunos tipos de virus de papiloma humano se conocen como virus de “bajo riesgo”, porque raramente se convierten en cáncer, como el número 6 y 11; pero hay otros que pueden llevar al desarrollo de cáncer y estos se conocen como de “alto riesgo” o “asociados con el cáncer” como el 16,18,31,33 y 45, los cuales son prevenidos con la vacuna Cervarix, la cual protege por diez años con tres dosis y ha sido recomendada por la Organización Mundial de la Salud para uso en países en vías de desarrollo, donde tenemos el 80% de cáncer de cuello uterino.

Las células cervicales anormales pueden detectarse cuando se realiza la prueba de Papanicolaou común o del ADN Pap durante un examen ginecológico.

En el caso del VPH, los factores de riesgo pueden ser:
Inicio de vida sexual activa a temprana edad (antes de los 20 años)
Adolescentes con vida sexual activa
Gran número de compañeros sexuales
Enfermedades de transmisión sexual o inflamación del cuello del útero persistente o recurrente
Virus de Inmunodeficiencia (VIH Sida), el cual se asocia tanto a que prevalezca la infección por VPH como a que esta progrese a lesiones malignas.

Como vimos anteriormente, solo una pequeña parte de las infecciones crónicas por VPH evolucionan a cáncer del cuello uterino. Se han encontrado algunos factores de riesgo que son determinantes para que se dé esta evolución:

Conducta sexual: se considera el principal factor de riesgo. El inicio precoz de las relaciones sexuales y el número de compañeros sexuales, aumentan el riesgo.
Consumo de tabaco: las mujeres fumadoras tienen mayor riesgo de padecer cáncer de cuello uterino.
Mujeres con alto número de embarazos: los cambios hormonales que ocurren durante el embarazo favorecen el desarrollo de las infecciones de VPH.
Sistema inmunológico deprimido: factores genéticos, enfermedades como el SIDA, medicamentos, drogas, etc. que provocan una disminución en el sistema inmunológico de la persona, predispone al desarrollo de cáncer ante la presencia de la infección por VPH en cuello uterino y anogenitales.
Uso prolongado de anticonceptivos: se ha vinculado con la persistencia de infecciones por VPH. Se estima que las mujeres que utilizan anticonceptivos por más de cinco años, duplican el riesgo de contraer cáncer cervicouterino.
Mala o deficiente nutrición: se considera que una dieta baja en antioxidantes, ácido fólico y vitamina C, favorece la persistencia de la infección por VPH y la evolución de las lesiones a cáncer.

El doctor Einstein, de la Universidad Albert Einstein de Nueva York, una de las autoridades mundiales en VPH, refiere que dentro de diez años habrá cura para el VPH a partir de los conocimientos actuales.

En tanto, el doctor Harald zur Hausen, Premio Nobel de Medicina, quien descubrió la asociación del VPH con el cáncer genital femenino, recomienda la vacunación a la pareja y a todas las personas desde 10 años a 65 años. Ya que la elevación de anticuerpos contra el VPH hasta once veces su valor normal, previene la presencia de cáncer no solo en el cuello uterino sino también en el pene, boca, faringe, vulva, vagina y ano.

Dr. Alejandro Pérez Fabbri
Ginecólogo y Obstetra
Clínica Saint Dominic
86261994 y 89999909
Clínica Finlay  teléfono 22706273


Comentar este contenido




Compartir

Otras noticias en Fama




Lo más popular



Lo más comentado

Lectores nicas prefieren la Biblia

elnuevodiario.com.ni |

¿Leen o no leen los nicaragüenses? Para responder esta pregunta M&R Consultores presentó un...

46 Comentarios

12 mil “profesionales” no se gradúan

elnuevodiario.com.ni |

En Nicaragua hay cerca de 12 mil universitarios que, aunque terminaron su plan de estudios, no cuentan con el...

36 Comentarios

Tragedia conyugal en barrio Venezuela

elnuevodiario.com.ni |

Con la sábana del lecho conyugal, Lorenzo Ernesto Almanza Zamora, de 40 años, asfixió a su mujer...

22 Comentarios

Kilómetro 4 Carretera Norte
Managua, Nicaragua
web@elnuevodiario.com.ni
Teléfono: (505) 2249-0499
PBX/Fax: (505) 2249-0700