•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Reserva de Biosfera Bosawás ha perdido 970.81 kilómetros cuadrados de bosque en la zona núcleo, a causa de la extracción de madera y del avance de la frontera agrícola, según la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Sostenible (Fundenic). Dicha cantidad equivale a la suma de la extensión territorial de los municipios Ocotal, Granada y Managua.

La pérdida de bosques forestales en el segundo pulmón de América equivale a un 12% de su zona núcleo, agregó ayer Fundenic, organización que está presidida por el naturalista Jaime Incer Barquero, para quien “el problema radica en que no existe una administración permanente con presencia en el área, ni una autonomía suficiente que impida la invasión” de los colonos que están depredando el bosque.

La zona núcleo

La zona núcleo es el corazón de la Reserva, mide 8,065.93 kilómetros cuadrados, y está integrada por seis áreas protegidas, la Reserva Natural Bosawás, que incluye el Parque Nacional Cerro Saslaya; así también, la Reserva Natural Cerro Cola Blanca, la Reserva Natural Banacruz, el Macizo de Peñas Blancas y la Reserva Natural Cerro Kilambé.

“En el área núcleo no hay otra opción que la conservación absoluta del bosque, sin intromisión de ninguna otra actividad. Quizá la única (actividad) que se puede permitir es la producción de energía para aprovechar los ríos que nacen en esas montañas”, precisó Incer Barquero.

En total, Bosawás mide 19,926 kilómetros cuadrados y representa el 15.25% de la superficie total del país. Fundenic proporcionó los datos de bosque perdido en hectáreas, calculando la extensión perdida en 970.81 ha.

Proponen medidas para su conservación

Según Incer Barquero, quien sobrevoló la Reserva, el 60% de la zona de amortiguamiento de Bosawás está “totalmente transformada”.

Incer Barquero ofreció estas declaraciones durante una rueda de prensa donde presentó imágenes aéreas de la Reserva de Biosfera. Estuvo acompañado de empresarios que están aglutinados en la Asociación Nicaragüense de Reforestadores, quienes se describen como una “organización sin fines de lucro, integrada por empresas e individuos” que trabajan en el “establecimiento, manejo y cosecha de plantaciones forestales con fines comerciales y en el procesamiento de madera proveniente de esas cosechas”.

El desalojo de los invasores

Asimismo, propusieron desalojar el área de los “invasores asentados ilegalmente en el territorio”.

Según Fundenic, es preciso “asegurar y garantizar las áreas que pertenecen a las comunidades indígenas autóctonas, comprometiendo a sus habitantes en el resguardo, patrullaje y manejo de las mismas”.

Incer Barquero aseguró que ya planteó estas propuestas al presidente Daniel Ortega, quien en días recientes prometió mano dura contra los depredadores del bosque.

Mayangnas en la solución

El doctor Jaime Incer y los representantes de la Asociación Nicaragüense de Reforestadores, plantearon al Gobierno una serie de medidas que, a su criterio, contribuirán con el manejo y conservación de la reserva.
Presentaron el establecimiento “de un Gobierno especial para el manejo de la Reserva de Biosfera”. Este, dijo el naturalista, “es un concepto diferente de lo que puede ser el manejo del territorio de un municipio”. “Los mayangnas serían parte de las acciones”, agregó.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus