•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Nicaragua solicitó este lunes ante la Corte Internacional de Justicia, CIJ, la delimitación de su plataforma continental más allá de las 200 millas, demandando que el alto tribunal se pronuncie y declare el “rumbo exacto” de su frontera marítima con Colombia más allá de los límites ya establecidos en la sentencia del 19 de noviembre del 2012.

La demanda presentada por el equipo jurídico de Nicaragua en La Haya, forma parte integral del establecimiento de los límites marítimos de Nicaragua en el Caribe, cuya primera fase culminó con la sentencia dictada por la Corte Internacional el 19 de noviembre de 2012, en la cual el alto tribunal reconoció más de 90 mil kilómetros cuadrados en el Caribe.

“La demanda ha sido elaborada en concordancia plena con lo establecido en la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, Principios del Derecho Internacional, Derecho Consuetudinario y práctica de los Estados. Esta demanda tiene como propósito terminar de definir los espacios marítimos de Nicaragua que limitan con Colombia en el Caribe, sin perjuicio de los derechos de terceros Estados”, agrega la petición.

Negativa de Colombia

En su escrito, el Gobierno de Nicaragua informa, además, que la posibilidad de una negociación bilateral con Colombia --sobre el tema (ampliación de las 200 millas) la cual había quedado pendiente de resolución en el fallo de noviembre de 2012--, se ha visto impedida por la reacción del país sudamericano de no querer implementar el fallo, posición de Colombia que ya es del conocimiento de la comunidad internacional.

“Lo anterior sumado a la denuncia del Pacto de Bogotá por parte de Colombia, que es el instrumento que sirvió de base jurisdiccional a la Corte en el caso anterior, han constreñido a Nicaragua a tomar acción y proceder a presentar una demanda en contra de Colombia antes de que entre en efecto esa denuncia”, detalla la demanda.

En sus motivos, Nicaragua agrega también que “como país pacifista y defensor del Estado de Derecho y de la resolución pacífica de controversias en la región y en el mundo, deposita nuevamente su confianza en la Corte Internacional de Justicia y hace del conocimiento de su decisión a toda la comunidad internacional”.

“A quien no le gusta la sopa, se le da en dos tantos”

Para el experto en Derecho Internacional, Norman Miranda, la nueva demanda de Nicaragua tiene una amalgama de legalidad y de eficacia, y afirma que el Gobierno continúa con lo que no quedó concluido en la sentencia del 19 de noviembre, juicio en el cual el equipo jurídico nicaragüense ya había solicitado con información preliminar la ampliación de sus fronteras marítimas más allá de las 200 millas náuticas.

Miranda recordó que en esa ocasión la CIJ no tomó como pruebas suficientes los alegatos preliminares de Nicaragua para extender su plataforma más allá de las 200 millas, dejando abierta la posibilidad de una nueva demanda en los párrafos 127, 129 y 131 de la sentencia del 19 de noviembre de 2012.

El jurista resaltó que el tribunal de La Haya tiene competencia para conocer esta nueva demanda de Nicaragua contra Colombia, porque el país sudamericano aún es parte del Pacto de Bogotá, independientemente de que haya hecho su renuncia el año pasado.

“Todavía estamos en el momento en que la Corte tiene jurisdicción sobre Colombia, y como Colombia porfía y se ha encargado de desacreditar a la Corte, entonces llevémoslo otra vez a la Corte, porque a quien no le gusta la sopa, se le da en dos tantos”, dijo Miranda.

El experto asegura que Nicaragua está en todo su derecho de solicitar que se extienda su plataforma más allá de las 200 millas, porque esta es geológicamente extendida. Dijo también que Nicaragua está dando ejemplo de mantenerse en el mundo jurídico y no en el mundo político de fuerza al que Colombia quiere hacer caer a Nicaragua.

Colombia tiene que comparecer ante la CIJ

Por su parte el experto en Derecho Internacional, Manuel Madriz, considera oportuna la demanda de Nicaragua y asegura que Colombia está obligada ante la jurisprudencia de la CIJ a responderla, el no comparecer sería una actitud política y de desacato al Derecho Internacional.

“Conforme al Pacto de Bogotá, Colombia está obligada ante la Corte a responder por esa demanda y por las que se les puede presentar antes de que surta efecto la denuncia que hizo el 28 de noviembre de ese tratado”, dijo Madriz.

El experto asegura que si Colombia toma la decisión de no comparecer, su predisposición no impide a la Corte realizar el juicio y fallar sobre la nueva demanda de Nicaragua.

Señaló, además, que Colombia no puede escudarse en decir que su Constitución le impide modificar sus fronteras, porque “nadie puede alegar las particularidades de su Derecho Interno para el incumplimiento de sus obligaciones internacionales”.

 

Respaldo del Legislativo

El pasado 13 de agosto, la Asamblea Nacional dio un espaldarazo al Gobierno, al aprobar por unanimidad una declaratoria que respalda la solicitud de Nicaragua de extender su plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas en el mar Caribe, llegando inclusive a las 350 millas.

En su momento el diputado Jacinto Suárez, presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores, dijo que la plataforma continental de Nicaragua tiene una singular característica, porque su riqueza natural (vegetación y fauna) se extiende más allá de las 200 millas y por ese fenómeno es que el Gobierno ha planteado tal solicitud ante la CIJ.

El 28 de noviembre pasado, Colombia se retiró del Pacto de Bogotá (1948), que reconoce la jurisdicción de la CIJ con sede en La Haya, en rechazo del fallo que definió los límites marítimos con Nicaragua.

 

Colombia se da por notificada

EFE -  El gobierno colombiano dijo ayer que está preparado para enfrentar las “infundadas pretensiones de Nicaragua” que busca que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) le conceda una plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas desde su costa en el Caribe.

“Colombia está preparada para hacer frente a estas infundadas pretensiones de Nicaragua”, señala un comunicado de la Cancillería colombiana en el que da cuenta de que recibió en La Haya la demanda presentada por Nicaragua ante la CIJ sobre áreas de plataforma continental situadas más allá de las 200 millas de la costa de ese país.

A juicio de Colombia, “la desmedida ambición de Nicaragua” afecta no solo a áreas que le corresponden a Colombia, sino también de otros países como Panamá, Costa Rica y Jamaica.

“Colombia no está sorprendida”

El agente nicaragüense ante la CIJ, Carlos Argüello, oficializó ante el órgano judicial principal de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) la nueva demanda contra Colombia y con la que Nicaragua espera, además, que se declare el “rumbo exacto” de la frontera marítima entre ambos países”.

Colombia, según el comunicado de la Cancillería, no está sorprendida por esta acción de Nicaragua e incluso recuerda que esa situación, la de la demanda, había sido anticipada por el presidente Juan Manuel Santos en una alocución del pasado 9 de septiembre.

Bogotá, dice, además, que la pretensión de Nicaragua “es contraria al Derecho Internacional”.

Su argumento

Explica que “la plataforma continental de las Islas del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, que se extiende hacia el oriente en 200 millas náuticas, se une incuestionablemente con la plataforma continental que tiene la costa Caribe colombiana que se extiende hacia el noroccidente y hacia el Archipiélago en al menos 200 millas”.

Recuerda que el país tiene “una plataforma continental continua e integrada”, sobre la cual ejerce los derechos soberanos que otorga el Derecho Internacional.

 

Apegados a derecho

El experto en Derecho Internacional, Norman Miranda, asegura que con esta nueva petición ante la CIJ, Nicaragua se mantiene en el mundo jurídico y no en el político, como pretende Colombia.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus