Ricardo Guerrero Nicaragua
  • Managua, Nicaragua
  • 21 Diciembre 2013
  • elnuevodiario.com.ni

El desembolso adicional de alrededor de C$670 millones que tendrán que hacer la empresa privada y el gobierno por el incremento del 1% del aporte a la cuota patronal al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, podría generar cierta inestabilidad laboral, según los sindicalistas aglutinados en la Central Sandinista de Trabajadores, CST.

Recientemente, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri, anunció que el INSS recibirá el próximo año un monto de C$670 millones adicionales como parte del incremento de la tasa patronal, de los cuales el 25% (C$167.5 millones) saldría del Estado como empleador, y el resto (C$502.5 millones) saldrá del sector privado.

En ese sentido, el secretario general de la CST, Roberto González, señaló que existe cierta “preocupación” de los trabajadores en cuanto a la inestabilidad laboral que podría causar ese desembolso extra de recursos que tendrán que hacer los empleadores.

“Queremos garantía por parte de los empleadores de que habrá estabilidad laboral. No queremos que con la implementación de la reforma el sector empleador diga que tiene problemas en su estructura de costos por las nuevas obligaciones que está asumiendo y que eso signifique recortes de puestos de trabajo”, señaló el dirigente sindical.

Empresarios:

No habrá despidos

Eduardo Fonseca, Director Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Nicaragua, Caconic, indicó que no cree que las empresas vayan a reducir la cantidad de trabajadores que tienen solo por el incremento del 1% en su planilla.

“Lo que puede pasar es que algunos empresarios se abstengan de realizar nuevas contrataciones, pero el incremento del 1% en la planilla es muy poco; si fuera el 1% sobre las ventas sería otra cosa”, detalló Fonseca.

El dirigente de la Cámara de Comercio indicó que si bien es cierto que para muchas empresas sus gastos de personal son bien altos, estas no van a dejar de atender a sus clientes porque van a tener un incremento del 1% en sus gastos.

“Lo que sí debería preocupar es el hecho de que se puede disparar la informalidad, aunque los empresarios serios lo que buscamos es mejorar la productividad de las empresas, no despedir a los empleados”, manifestó Fonseca.

 

Las previsionales

Roberto González, secretario general de la Central Sandinista de Trabajadores, CST, dijo que otro de los planteamientos que han realizado a las autoridades gubernamentales es darle seguimiento al servicio que brindan las clínicas médicas previsionales.

“Una vez que estas reformas entren en vigencia, es importante que se le dé seguimiento a la calidad del servicio y de las medicinas que brindan las clínicas médicas previsionales”, indicó el sindicalista.

A pocos días de que finalice 2013, el sector privado, el gobierno y los sindicatos afinan los detalles que definirán los cambios que serán aplicados al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, a partir del 1 de enero de 2014.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus