Ingrid Duarte
  •   Granada, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un diagnóstico efectuado por la Comisión de Gobernabilidad de la Alcaldía de Granada reveló que el servicio de transporte urbano colectivo presenta debilidades que ponen en riesgo la seguridad de los pasajeros.

Las autoridades encontraron que los conductores no respetan las paradas establecidas y que se detienen donde alguien les hace señal de alto. “Eso hace que se ponga en peligro la vida de los usuarios y que los pasajeros sufran los embates de los frenazos repentinos”, señalan.

Además, identificaron que los conductores suben pasajeros con cargas no autorizadas, como los cilindros de gas licuado de petróleo o recipientes con gasolina. También incumplen la normativa que les prohíbe estacionarse en la entrada de hospitales, tal como sucede en las fueras del Hospital Amistad Japón-Nicaragua.

Otro de los hallazgos es el perjuicio asociado al retiro de las unidades que cubrían la ruta del Hospital hacia el Lago.

Cooperativa responde

Aunque oficialmente no ha recibido ninguna notificación sobre el diagnóstico, Ernesto Díaz Ortega, presidente de la Cooperativa de Transporte, Urbano, Rural y Servicio Especial, dijo que están haciendo esfuerzos por mejorar el desempeño de unos 30 buseros a través de cursos en relaciones humanas y otras temáticas relevantes.

Así mismo, aseguró que la municipalidad desde hace tiempo no designa las paradas. “La Ley dice que las paradas deben estar cada 300 metros y nosotros hacemos esfuerzos por cumplirlo”, manifestó.

 

27 UNIDADES urbanas Integran la Cooperativa de Transporte, Urbano, Rural y Servicio Especial, en cuyos medios se movilizan unos 5,000 pasajeros diariamente.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus