•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Ana Bermúdez es una joven nicaragüense que participó en el prestigioso Programa de Intercambio Ciudadano Global. Este año le tocó visitar la ciudad de Santos, Brasil, justo cuando en esa nación se celebraba el mundial de futbol, entre junio y julio.

Durante su estancia en Santos, Bermúdez, de 23 años y egresada de la carrera de Comunicación Social, trabajó con niños brasileños, para educarlos en temas de derechos humanos, democracia y ecología.

Ella forma parte de la Asociación Internacional de Estudiantes de Ciencias Económicas y Comerciales (Aiesec, por su acrónimo en francés), que tiene tres años de presencia en Nicaragua y cuenta con delegaciones en 125 países del mundo con 66 años de experiencia.

Aiesec ofrece a los universitarios la oportunidad de intercambiar y poner en práctica sus conocimientos y habilidades en diferentes destinos y proyectos.

La organización, que se fundó formalmente tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, promueve el liderazgo juvenil responsable y renueva a sus dirigentes cada tres años.

Dos programas

Aiesec cuenta con el Programa de Intercambio Ciudadano Global, que consiste en identificar a jóvenes líderes y que puedan generar cambios positivos en la sociedad, y también tiene el Programa de Intercambio Entrantes, que permite a los jóvenes efectuar prácticas laborales para desarrollar y explorar el mundo profesional.

En Nicaragua la organización apoya a instituciones como Techo, Remar, Casa Alianza, Hábitat para la Humanidad, Nitca, Pajarito Azul, entre otras.

Los dos programas de intercambio tienen una duración de entre seis y diez semanas, que incluyen tiempo para diversión y la posibilidad de conocer lugares turísticos.

Para participar en el programa, cada persona aporta US$200 y luego Aiesec garantiza los gastos de alojamiento, transporte y comida.

Sin embargo, los paseos y pasajes de avión son cubiertos por los mismos jóvenes embajadores.

Para ingresar

En Nicaragua ya existen casos de éxito con la organización, como el de Kevin Hernández, un joven nicaragüense que realizó tres pasantías el año pasado, luego de culminar sus estudios superiores.

La primera fue en Camboriú, Brasil, y la segunda en Buenos Aires, Argentina, donde laboró en instituciones poniendo a prueba sus conocimientos de marketing, diseño gráfico y social media.

La tercera pasantía la hizo en Mendoza, Argentina, en una ONG enfocada en prevenir desastres naturales, debido a que es una zona sísmica.

En la actualidad, Hernández es vicepresidente de intercambio para Nicaragua.

Antes de ganarse el derecho a un intercambio, los jóvenes pasan por un proceso de entrevistas y pruebas psicológicas, con lo que Aiesec conoce sus capacidades y aptitudes.

Luego, los interesados deben presentar un proyecto que desarrollarán con un sentido social, emprendedor, psicológico, entre otras áreas.

Extranjeros

A Nicaragua han llegado varios jóvenes del exterior, quienes han colaborado en distintos proyectos.

La española Nerea Etxebarria llegó hace menos de un mes al país para trabajar en Casa Alianza y poner en práctica sus conocimientos de psicología.

Comentó que quería realizar prácticas laborales en el extranjero antes de realizar un máster, pero la mayoría de sus opciones eran demasiado costosas.

En junio de este año una amiga le comentó de la existencia de Aiesec, lo que despertó su curiosidad. Aseguró que quería ir a la India, pero vino a Nicaragua por el perfil de la organización con la que trabaja.

Dice que antes de tomar su decisión, investigó sobre Nicaragua y ahora se declara contenta de desempeñar su labor.

A través de Aiesec también aterrizó en Nicaragua la canadiense Bonnie Cleland, egresada de Biología y Psicología, quien ya cumplió un intercambio en Australia, donde la experiencia “fue perfecta”, según dice.

La canadiense de 27 años sostiene que le gusta bailar al son de los ritmos latinos y actualmente es directora nacional de intercambios salientes y marketing.

Junto a Cleland, en Nicaragua está la chilena Catalina Matus, con quien llegó al país en junio para colaborar en la organización. Matus es directora nacional de manejo de talento y desarrollo organizacional.

En este país también estuvo la alemana Caroline Brettas, estudiante de Administración de Empresas, quien habla español y tiene 23 años. Comenta que optó por realizar un proyecto social en Nicaragua que traía en mente desde hace muchos años.

La joven apoyó a la Fundación Nitca, porque quería contribuir y trabajar con los niños de las calles y que son maltratados. Dice que quizá no tenga nada que ver con su perfil académico, pero ella quería desempeñar su labor poniendo a prueba sus aptitudes y actualmente ya se encuentra en su país de origen. Brettas ya concluyó su misión.

 

El perfil

Inscripción • Para postular a la Aiesec se debe ser estudiante universitario o recién egresado, entre las edades de 18 a 30 años, con disponibilidad de tiempo, mentalidad abierta, promover la cultura y hablar otros idiomas, en caso de que el intercambio no sea en un país latino.

Las oficinas de la Aiesec están abiertas a todo el público en la Universidad Americana, UAM, en Managua. También puede establecerse contacto en su página web: www.aiesec.org.

Los integrantes de Aiesec están enfocados en temas globales, de emprendimiento, liderazgo e interculturalidad.

La organización, con 66 años de experiencia, tiene presencia en 125 países y cuenta con más de 100,000 miembros, 780 oficinas locales y registra 22,500 experiencias internacionales de voluntarios.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus