•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

33 años después de la guerra entre Reino Unido y Argentina (1982) por la soberanía de las islas Malvinas, llamadas Falkland islands por los británicos, las tensiones entre ambos países persisten.

Las islas, ubicadas a 464 kilómetros de las costas argentinas y a más de 12,700 kilómetros de Londres, han sido objeto de disputa diplomática y verbal entre Argentina y el Reino Unido.

El más reciente enfrentamiento sucedió en abril pasado, cuando el país sudamericano inició procedimientos legales contra petroleras británicas y estadounidenses por realizar perforaciones cerca de las islas Malvinas.

Como respuesta, el canciller del Reino Unido, Philip Hammond, acusó a los argentinos de hacer “bullying escandaloso” y aseguró que los isleños tienen el “perfecto derecho de desarrollar sus propios recursos económicos.

En Nicaragua se celebró la semana pasada el Seminario Regional del Caribe para “la erradicación del colonialismo”, en el que las Naciones Unidas “evalúa la agenda de descolonización”.

En la actividad participó Phyl  Rendell, miembro de la Asamblea Legislativa de las islas Malvinas/Falkland, quien ofreció una entrevista para abordar el tema de la disputa territorial.

¿Cuál es el ambiente que se vive en las islas Malvinas/ Falkland?

No se vive un ambiente de conflicto como otros podrían imaginar. En absoluto. Cuando estamos en la isla únicamente vivimos nuestra vida. Somos una población muy pequeña –2,500 habitantes en total-- todos nos conocemos y nos ayudamos. Somos una comunidad muy cercana, y creemos que todos los días podemos contribuir con algo nuevo en las islas.

¿Entonces por qué si hay ese ambiente, se incrementará el gasto militar en las islas (US$268 millones para los próximos 10 años)?

Porque los isleños queríamos tener una forma de defensa. Hace décadas fuimos invadidos por Argentina y debíamos sentirnos seguros... Esta idea de un aumento en la cantidad de fuerza militar es incorrecta. El gobierno británico solamente está reemplazando equipo y tropas que se encuentran en las islas, no está aumentando la cantidad de militares o equipo.

Bajo este panorama, ¿creen que se pueda lograr un entendimiento con Argentina?

Es muy complicado, tenemos un vecino muy difícil, que no reconoce nuestro derecho de autodeterminación, y bajo esos términos es muy complejo alcanzar  un diálogo.

¿Ninguna posibilidad?

Solamente si es para hablar de asuntos ambientales y económicos, de lo contrario los isleños no tenemos que dialogar con Argentina sobre nuestra soberanía.
¿Cuál es el deseo de los isleños de Falkland?

Solo queremos vivir nuestra vida, a nuestra manera. Tenemos derecho a la autodeterminación. Queremos decidir sobre nuestro futuro. Somos nosotros quienes tenemos que determinarlo.

¿Qué pasa con el tema medioambiental y las demandas de Argentina contra las petroleras que realizan perforaciones en las islas Malvinas/ Falkland?

Las áreas de interés geológico para las compañías petroleras están a 160 kilómetros o más de la costa de las Falkland. Tenemos una  legislación que los obliga a operar con altos estándares internacionales. Los reglamentos de las compañías petroleras han sido preparados con datos obtenidos del Reino Unido, Noruega, Canadá y otros países que cuentan con un buen historial en el manejo de la industria. Tenemos regulaciones estrictas sobre la exploración de petróleo, para proteger el medioambiente y minimizar el impacto social en una población pequeña.

¿Consideran realmente a Argentina una amenaza para las islas?

Sí, es una amenaza para las islas y los isleños, ellos (argentinos) no reconocen nuestro derecho a la autodeterminación, ni el derecho a nuestra soberanía.
Argentina considera que las islas le pertenecen y por tanto ustedes también serían considerados argentinos.

Nos sentimos habitantes de las islas Falkland y después somos británicos.

¿Cuál es la visión de los isleños?

Tenemos una visión optimista para el futuro, contamos con una economía fuerte, tenemos hidrocarburos y una riqueza natural inmensa. Constantemente los jóvenes  van a estudiar fuera, y regresan a Falkland para vivir y trabajar, y eso hace que vislumbremos un futuro mejor para las islas.

La situación

En 2013 los habitantes del archipiélago –en su mayoría colonos británicos– se pronunciaron a favor de seguir siendo un territorio británico de ultramar en un referendo, por 1,513 votos.

En la actualidad los isleños de Falkland  tienen su propio sistema de gobierno y leyes locales, además cuentan con autonomía financiera.
“No recibimos ayuda financiera del Reino Unido, regulamos de forma directa nuestras actividades industriales, solamente dependemos de ellos para la defensa y las relaciones exteriores”, puntualizó Phyl Rendell.

En la Asamblea Legislativa

Es miembro de la Asamblea Legislativa de las islas Falkland o Malvinas, desde las elecciones del 2013.
Participó la semana pasada en Nicaragua en el Seminario Regional del Caribe para “la erradicación del colonialismo”.

  • Gran Bretaña y Argentina se enfrentaron en 1982 por el control de las islas Malvinas o Falkland. Soldados argentinos desembarcaron en el archipiélago, intentando recuperar el control del territorio, que siguen bajo dominio británico.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus