Leoncio Vanegas
  •   San Fernando, Nueva Segovia  |
  •  |
  •  |

Habitantes de la comarca Santa Rosa salieron a la carretera, entre Jalapa y Ocotal, para manifestarse contra los madereros y demandar al Gobierno la derogación del Decreto 46-2014 que suspendió la veda del pino en todo el territorio nacional, incluido en las áreas protegidas, como la de la Cordillera Dipilto-Jalapa.

Según Pedro Basilio Guerrero, ambientalista de la comarca Santa Rosa tras la aprobación de dicho decreto han notado un aumento del despale en la cordillera lo cual empieza a manifestarse en escases de agua.

Guerrero sostiene que el agua está faltando en cuatro comarcas, incluida Santa Rosa, debido a la pérdida del caudal del río Achuapa, que nace de la nubosa cordillera Dipilto-Jalapa.

Hasyley D’Tourniel, coordinador del Movimiento Ambientalista Mogotón, añadió que la cordillera es “la proveedora de agua para más de 250 mil habitantes de Nueva Segovia”, y les preocupa que siga siendo blanco de la tala indiscriminada.

En ese sentido llamó a respetar la restricción de aprovechamiento forestal 5 kilómetros desde la línea fronteriza hacia el interior del país.

“Las víctimas (del daño forestal) es la gente más pobre, la que está necesitada de agua”, expresó.

El plantón de los pobladores de Santa Rosa contó con el apoyo de representantes de comunidades eclesiales de la Iglesia católica, llegados desde Granada, Managua, León y Condega del departamento de Estelí.

“Andamos apoyando a esta comunidad porque hay mucha sequía, queremos que no dañen el bosque. Si el medioambiente es destruido nadie podrá tener futuro”, reflexionó Isamara García, de 12 años, oriunda de Condega.

En tanto, Basilio Guerrero agregó que la falta de lluvias regulares acrecienta el temor sobre la disponibilidad del vital líquido. Dijo que hasta la fecha solo ha llovido una vez en toda la zona, por lo que los campesinos aún no se deciden comenzar a sembrar.

Temas pendientes
Según los denunciantes las autoridades competentes tienen pendiente resolver la tala rasa de más de 500 manzanas de bosques de pino en los nacientes del río Achuapa, ocasionada por el cambio de uso del suelo para el cultivo de café por parte de una familia de San Fernando.  

También cuestionan la autorización de un plan de manejo sobre un área de 100 manzanas, en las alturas de la cordillera sobre la subcuenca del río Achuapa, en un bosque de longevos pinos.  

Los pobladores piden a las autoridades reconsiderar la autorización, pero no han recibido una respuesta positiva de parte de la delegación departamental del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales, indicó  Basilio Guerrero.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus