•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El nicaragüense Róger García Borges, de 40 años, confesó ayer antes las autoridades judiciales de Costa Rica haber matado y ultrajado sexualmente a la niña de nueve años, miembro de la familia asesinada el pasado 28 de mayo, en una finca cafetalera en ese país.

La audiencia fue a puerta cerrada y se desconoce cuánto tiempo de prisión le imputaron al detenido, según medios locales.

Evidencias

Las autoridades costarricenses dijeron que entre las evidencias decomisadas está un corpiño de la menor.

En los allanamientos que realizaron este viernes, en la vivienda donde fue detenido García Borges,  también decomisaron machetes, un pantalón y una camiseta con manchas hemáticas. También encontraron una media similar a la utilizada para amordazar a la pequeña.

Todas las evidencias fueron enviadas al laboratorio de Medicatura Forense para su debido análisis.

Las autoridades todavía continúan con las investigaciones para esclarecer el móvil del crimen atroz contra los nicaragüenses Ramón Suárez Espinoza, quien tenía 50  años; su esposa María Haydée Miranda, de 32; y los hijos de ambos, de 11 y 9 años.

“Todavía estamos trabajando el porqué de ese ensañamiento y porqué esos ajustes brutales en contra de unos niños, sobre todo; qué tuvo que haber mediado para dar una acción tan violenta como esta”, dijo Celso Gamboa, subjefe del Ministerio Público de Costa Rica.

Cuentas con la justicia

El viernes, un Juzgado Penal de Pérez Zeledón, Costa Rica, decretó contra García Borges cuatro meses de prisión por el delito de violación en perjuicio de sus dos sobrinas políticas, en el año 2010.

Y también lo enjuiciarán en agosto próximo por la muerte a cuchilladas de una menor de 10 años en el 2011. Supuestamente el sospechoso interceptó a la víctima cuando iba a casa de una tía.

El otro nicaragüense de apellido Pérez Sánchez, que también fue detenido junto a García Borges, pero que todavía las autoridades ticas no le encuentran responsabilidad en la muerte de la familia Suárez Miranda, tiene historial delictivo.

“A Pérez Sánchez lo vinculan como autor intelectual y a García Borges como autor material de la muerte de un joven dentro de un bar en octubre del año pasado”, detalla el diario La Nación, de Costa Rica.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus