•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Confesar que asesinó y ultrajó a una niña de nueve años, miembro de la familia nica masacrada a cuchilladas el pasado 28 de mayo en Costa Rica, no liberaría de la cárcel ni rebajaría la condena al nicaragüense Róger García Borges, de 40 años, a quien tras su confesión ante las autoridades de la vecina nación ha seguido una lista de escalofriantes antecedentes, que incluyen señalamientos por otras violaciones y asesinatos en ambos países.

Roger García trasladado a la Fiscalía. CORTESÍA TELETICAGarcía Borges, de origen chinandegano, ha sido señalado por las autoridades costarricenses como uno de los involucrados en el asesinato de la familia nica integrada por Ramón Suárez Espinoza, de 50 años; su esposa María Haydée Miranda, de 32; y los hijos de ambos, de 11 y 9 años, ocurrida en una finca cafetalera en Santa María de Dota, Costa Rica.

La saña en el asesinato de la menor, que fue amordazada y presentaba una profunda herida en su abdomen y a quien García Borges admitió violar, es lo que habría permitido a los hermanos de crianza de este, radicados también en Costa Rica, reconocerlo tras años sin conocer su rastro, y justamente por un crimen de características similares.

Once años atrás, en Nicaragua, García Borges supuestamente violó y mató a su madre de crianza, Nidia del Socorro Borges Hernández (54), y una sobrina de ocho años en circunstancias similares al nuevo caso con el cual se le vincula en Costa Rica.

NIÑO FUE TESTIGO

En 2004, Milagros Mendoza, nuera de doña Nidia, viajó a Nicaragua para tramitar documentación de residencia a sus dos hijos mayores, la niña de 8 años asesinada y su hermano de 10, que sobrevivió a aquellos hechos.

"Me hacía falta un documento y tenía que regresarme (a Costa Rica) y mi suegra (Nidia) me dijo que los dejara, porque solo iba entrada por salida y así evitarme más gastos, sin saber la tragedia que me esperaba”, recordó.

Según Mendoza, García Borges discutió con doña Nidia --que lo acogió desde los nueve años cuando vagaba en un parque de Chinandega-- porque le pidió dinero para viajar a Costa Rica, debido a que había discutido con su pareja.

Todo concuerda: la manera de los crímenes. Igual que hizo con las víctimas de aquí (en Costa Rica) los hizo allá (en Nicaragua) con nuestros seres queridos". Daniel García Borges, hermano de crianza Róger García Borges.

"Luego de la discusión, él (García Borges) hizo un café instantáneo, supuestamente para disculparse con su mamá, pero ahí les echó un somnífero, porque mi hijo (el sobreviviente) contó que él escuchaba golpes y que quería despertar, abrir los ojos y no podía, no tenía fuerza para hacerlo”, narró Mendoza en una entrevista con Teletica, del vecino país.

Ya dormidas las víctimas, García Borges entró a la habitación donde dormía su madre de crianza con la niña.

“Con el brasier ató de las manos a la mamá, le puso trapos en la boca, la golpeó en la cabeza y hasta la violó. A mi hija le ató un cable de licuadora en el cuello, también la violó y le dio golpes en la cabeza", relató Mendoza, con voz entrecortada.

"Mi pobre hijo descubrió los cuerpos. Cuando logró levantarse, se sorprendió que la puerta principal estuviera abierta, fue a avisarle a la abuelita (Nidia), pero notó que su hermana tenía el cable en el cuello y trató de quitárselo, al ver que no respondía, le habló a su abuela --que estaba tapada con una sábana, como acostumbraba dormir-- y al destaparla la vio ensangrentada. Él con miedo se volvió a costar, porque en la casa no había nadie”, recordó la mujer, quien tuvo que dormir junto a sus tres hijos, de 1, 2 y 10 años, en una celda policial de Chinandega, por temor a que García Borges cumpliera su amenaza.

"Todo concuerda, la manera de los crímenes, igual que hizo con las víctimas de aquí (en Costa Rica) los hizo allá (en Nicaragua) con nuestros seres queridos", aseveró Daniel García Borges, hermano de crianza del detenido confeso.

Los familiares hasta relataron que en el entierro de su progenitora García Borges llegó vestido de mujer y al verse descubierto, logró escapar nuevamente.

“En Nicaragua nunca lo agarraron. El crimen quedó impune, aunque íbamos a preguntar a la Policía sobre el avance de las investigaciones, solo nos decían que ya estaban cerca de capturarlo y luego quedó en el olvido", dijo resignada Mendoza.

Varias acusaciones pendientes

PROCESOS • A Róger García Borges le dieron cuatro meses de prisión, el viernes en Costa Rica, por el delito de violación en perjuicio de sus dos sobrinas políticas, hechos ocurridos en 2010.

Además, tiene programado para agosto un juicio por la muerte a cuchilladas de una menor de 10 años, en el Cajón de Pérez Zeledón en el 2011, donde los padres de la menor señalaron que habían tenido problemas con García Borges, porque intentó robarles un caballo y lo denunciaron.

Las autoridades costarricenses también lo vinculan con la muerte de un coterráneo llamado "El Burrillo" dentro de un bar tico, donde supuestamente le disparó a quemarropa.

Por la muerte de la masacre en Santa María de Dota, de la cual García Borges solo ha admitido el asesinato de la niña, todavía se desconoce cuál podría ser su proceso y condena.

5 muertes le achacan a Róger García Borges en Costa Rica y Nicaragua, incluyendo la de su madre adoptiva y de varias menores.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus