•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Una organización de derechos humanos de Nicaragua rechazó hoy la decisión de la Justicia de Texas (EE.UU.) de aprobar la ejecución del nicaragüense Bernardo Aban Tercero, condenado a pena de muerte por el asesinato de un hombre en 1997.

El director ejecutivo del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Mauro Ampie, expresó que "nos oponemos a la pena de muerte, en esta época de desarrollo de la humanidad es inaceptable que en nombre del Estado se prive de la vida como una forma de sanción".

Texas ejecutará con una inyección letal a Tercero el próximo 26 de agosto, según lo informó el pasado 22 de mayo el Departamento de Justicia Criminal del Estado.

El 31 de marzo de 1997, Tercero y un cómplice irrumpieron en una lavandería con el propósito de atracarla cuando el nicaragüense se enzarzó en una pelea con un cliente del establecimiento, Robert Berger, al que le disparó.

Berger estaba acompañado de su hija de tres años en el momento del suceso.

Que CIDH se pronuncie

El Cenidh espera que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se pronuncie sobre el caso de Tercero, y señaló que Estados Unidos no ha cumplido con las medidas cautelares dictadas por esa institución tras una solicitud hecha por el sentenciado.

"Esperemos que la CIDH se pronuncie, porque había solicitado (a las autoridades estadounidenses) abstenerse de continuar el proceso de ejecución hasta que tenga la oportunidad de decidir sobre el reclamo del peticionario", recordó Ampie.

De acuerdo con la CIDH, la ejecución viola la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el Protocolo a la Convención Americana sobre Derechos Humanos relativo a la Abolición de la Pena de Muerte.

Condenable

Otro alegato de la defensa del nicaragüense es que Tercero tenía 17 años cuando cometió el delito, y no 19, lo que le permitiría evadir la pena de muerte, sin embargo, las autoridades estadounidenses sostienen que el nicaragüense nació en 1977.

"Es condenable la pena de muerte, sobre todo porque existe siempre la posibilidad de un error judicial", puntualizó Ampie.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus