•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los hijos de Ridiam del Socorro Borges Hernández, quien presuntamente murió en el año 2003 a manos de su hijo de crianza, Róger García Borges -detenido en Costa Rica acusado por varios crímenes- solicitaron a la Policía Nacional que gestione la extradición para que sea juzgado en Nicaragua.

García Borges aparentemente huyó hacia el vecino país luego de los hechos ocurridos la madrugada del 18 de octubre de 2003 en Chinandega, cuando un niño de diez años vio cómo ultimó a  Ridiam y a una niña 8 de años, su abuela y hermana. 

Las víctimas fueron ultrajadas y asesinadas a martillazos en la cabeza y además las dejó maniatadas.

Aunque el sospechoso les dio somnífero en un café a sus víctimas, incluyendo al pequeño testigo, este logró salvarse.

“¿Viste lo que pasó aquí con tu abuelita y tu hermana?, pues ahora tengo que matarte, te quiero mucho, pero no te puedo dejar”, le habría dicho antes de amarrarle un mecate al cuello, “que por la gracia de Dios se reventó y mi pequeño logró huir a una casa vecina, comunicó los hechos, pero no le creyeron y al amanecer se fue donde su tía, quien fue a la casa de mi suegra a verificar los hechos y ahí se descubrió todo”, narró vía telefónica a El Nuevo Diario, Milagros Mendoza, madre del sobreviviente y de la víctima de ocho años.

Justicia

“El comisionado Domingo González, (jefe de la Dirección Auxilio Judicial de Chinandega), dijo que pedirán la extradición una vez que Róger (García Borges) cumpla su condena en Costa Rica, donde fácilmente no lo van a soltar”, aseguró María García Borges, hija de Ridiam, quien adoptó al sospechoso cuando este tenía 9 años de edad.

“Ese es Róger (el detenido en Costa Rica), tiene las mismas características físicas, a mí no se me pierde, lo conozco desde pequeño, aunque ya ha pasado tanto tiempo”, sostiene la joven.

El Nuevo Diario solicitó información sobre este caso ante la delegación policial de Chinandega, pero el portavoz, comisionado Uriel Gutiérrez Ríos, no estaba en su oficina y tampoco contestó su teléfono celular.

Policía nica colabora

En Managua, la primera comisionada Aminta Granera, jefa de la Policía Nacional, reveló que han intercambiado información sobre García Borges con sus homólogos de Costa Rica, país donde está acusado de asesinar a una familia de inmigrantes nicaragüenses a finales de mayo.

“Sí hemos estado en comunicación y colaborando con el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), es una práctica común el intercambio de información entre las fuerzas del orden público centroamericano”, confirmó Granera.

“Se trata de ciudadanos nicaragüenses presuntamente asesinados por otro nicaragüense, hemos estado con mucho mayor interés y con mucha más insistencia”, manifestó la jefa policial.

Delito no prescribe

Sobre el crimen que se le atribuye en territorio nacional, elcomisionado Simón García, quien al momento de los hechos era el segundo jefe de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) recordó que buscaron por todo el país a García Borges hasta que conocieron que había huido hacia Costa Rica.

“Pero la orden de detención por los dos crímenes en Chinandega están vigentes, eso no prescribe”, expresó. 

“Pueden pasar años, pero como la denuncia fue interpuesta en su momento, no prescribe y se puede extraditar, hasta que sea juzgado y sentenciado en Costa Rica, según los estatutos y tratados que hay entre las dos naciones”, explicó el abogado máster en Derecho Penal, Roberto Cruz.

De ser declarado culpable de los crímenes que le atribuyen en Costa Rica, el reo puede cumplir una parte de su condena en ese país y terminarla en Nicaragua si así lo solicita el abogado defensor, como se hace en casos de extranjeros condenados.

“Sin embargo, si el reo viene condenado por el delito de homicidio y la pena fue de 30 años, por ejemplo, tiene que adecuarse a la legislación nicaragüense, es decir que aquí la pena por ese delito es de 10 a 15 años, igual sería por los delitos de asesinato o asesinato atroz”, señala el litigante.

“Debe de existir lo que en derecho llamamos ‘Un puesto a la orden’, es decir, que las autoridades ticas, lo entregan a la Policía Nacional  y este a su vez ponga en conocimiento al juez, para que inmediatamente se le abra proceso judicial y si es condenado a 30 años y debe 10 años por la condena de Costa Rica, solo cumple los 30, porque así lo establece nuestra legislación”, aclaró el experto.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus