•   Posoltega, Chinandega  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El libro de bautismo de la parroquia Jesús de Nazareno de Posoltega registra en la página 271 el bautizo número 812, realizado el 6 de mayo de 1980 por el presbítero Miguel A. Guevara.

Bernardo Abán Tercero —Abraham según el acta levantada y escrita con letra de carta— nació un 20 de agosto. El año de su nacimiento está escrito en letras y sobresale un borrón, así que no es posible descifrar con exactitud si fue en 1978 o 1979.

El abogado defensor de Tercero, Michael Charlton, quien tiene entre sus tareas detener la ejecución, prevista a realizarse el próximo 26 de agosto, dijo en una entrevista a El Nuevo Diario, publicada recientemente, que “es demasiado pronto para decir exactamente lo que vamos a hacer. Ha habido mucha controversia y confusión sobre la edad de Bernardo".

En su momento los defensores del nica alegaron que cuando ocurrió el crimen él era menor de edad.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó en abril de 2013 medidas cautelares a favor de Tercero. Los abogados argumentaron ante esa instancia que le violaron los derechos consagrados en la Declaración Americana, por lo que la CIDH solicitó a Estados Unidos abstenerse de ejecutar la pena capital mientras ellos no se pronunciaran sobre el caso.

La casa de la familia de Bernardo, en Posoltega, Chinandega.Su versión

Franklin Tercero es el único hijo de Bernardo Abán Tercero, condenado en Texas, Estados Unidos, a la pena de muerte. Es, como se diría en buen nica, un chavalo malulón, risueño, muy parecido físicamente a su progenitor y estaba pequeño cuando vio a su padre por última vez.

Por cuidados y recomendaciones del abogado que lleva el caso de su papá, prefiere no ahondar en detalles. Dice, sin embargo, que recuerda con nitidez cómo fue la última ocasión que compartió con él. "Recuerdo cómo estaba vestido, lo que hizo, recuerdo el clima…". Franklin tenía menos de seis años. En la actualidad, recibe cartas escritas por su padre que alguien más escanea y envía para evitar la demora del correo postal.

En un reportaje de Semana News Houston publicado en agosto de 2013, Tercero pide perdón a su madre y expresó que buscaba revertir la ejecución por ella y por su hijo. “La amo… que me perdone, estoy luchando por ella y por mi hijo. Este no es el fin, estoy esperando que se haga justicia”.

En el video, disponible en la red social YouTube y titulado "En el corredor de la muerte", el nicaragüense ofrece una entrevista desde la cárcel de Polunsky Unit, en Livinsgton, Texas. Vestido con uniforme carcelario blanco, desmangado y flojo, que deja al descubierto el tatuaje de una tela de araña en su brazo izquierdo, cuenta cómo ha sido estar en esa prisión, en la que se encuentra desde 1999.

"Es una prisión diseñada para atormentar física y psicológicamente a los condenados a muerte. Aquí las personas se vuelven locas, se suicidan", relató.

Tercero fue condenado en el 2000 por la muerte del profesor Robert Keith Berger, quien falleció en una lavandería en abril de 1997 mientras él realizaba un atraco. En el video, tras el vidrio donde se realizan las visitas en Polunsky Unit, Tercero recordó a Semana News Houston cómo sucedió todo.

"Trató de arrebatarme el arma y el arma se descargó accidentalmente en el curso de la pelea… en el forcejeo. El jurado no me creyó porque los testigos no llegaron a confirmar mi versión…", confesó.

En ese tiempo, agregó, "no pensaba bien las cosas, no soy la persona que era antes y por circunstancias de la vida me vi involucrado en un asalto…".

Es una prisión diseñada para atormentar física y psicológicamente a los condenados a muerte. Aquí las personas se vuelven locas, se suicidan", relató Tercero en 2013 a una televisora de Houston, sobre Polunsky Unit.

En Posoltega lamentan

Heliodoro Hernández es un concejal de Posoltega que como muchos pobladores lamenta la suerte de Bernardo Tercero, quien emigró a Estados Unidos con menos de 18 años de edad.

"Somos solidarios con su familia, nosotros vamos a ayudarle en lo que se pueda, apoyándolos moralmente", declaró el edil.

Hernández recordó que hace algunos años el tío de Bernardo, Carlos Tercero, quien fue alcalde de Posoltega, "fue a Estados Unidos a hacer gestiones a través de la embajada, del consulado, pero parece que no hubo frutos porque según he visto en las noticias, hay fecha para que ocurra eso (la ejecución). Vemos que según las leyes de Estados Unidos ellos pueden asesinar, porque ese es un asesinato y eso es lo que nosotros condenamos”.

En el pueblo hay quienes no conocen a Bernardo Tercero, pues este está preso en Texas desde 1999. Desiderio Cáceres, habitante de Chinandega y quien fue cercano a la familia, recuerda que lo vio por última vez luego del deslave en el Casitas, ocurrido el 30 de octubre de 1998, que enlutó a la familia de Tercero, ya que en ese desastre murieron un tío y unos primos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus