•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La desaparición del joven Joel Antonio Cálix Arosteguí en la ciudad de Ocotal, varias casas anegadas en León y comunidades de Estelí y Masaya incomunicadas, y el desbordamiento de ríos en el Caribe Norte son parte de las afectaciones provocadas por  las últimas lluvias del pasado jueves.

Cálix,  de 23 años,  fue arrastrado por la corriente de un cauce natural que atraviesa el barrio 19 de Julio, al sur de Ocotal y colindante con el río Coco.
Carlos González, del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Ocotal, indicó que 30 brigadistas, entre soldados del Ejército, familiares y vecinos, buscaban ayer el cuerpo de Cálix sobre 4 kilómetros en las riberas del Coco, sin que hasta ahora se tengan resultados.

Mientras tanto en Occidente unas 80 viviendas del casco urbano del municipio de La Paz Centro, en León, fueron afectadas por las lluvias en las últimas 48 horas; además el jueves  fueron evacuados 10 niños del Centro de Desarrollo Infantil, (CDI) Los Mimados, en el reparto Villa San Nicolás.

Lesbia Abarca, alcaldesa y presidenta del Comité Municipal de Atención y Prevención de Desastres (Comupred), en La Paz Centro, destacó que tras cinco horas de lluvia incesante el jueves, se inundaron las principales calles de la localidad.

El mayor Carlos Cáceres, jefe de Defensa Civil en León, comentó que en la cabecera departamental las lluvias cesaron la noche del jueves, pero los cauces ubicados al suroeste de Sutiaba y Guadalupe se desbordaron.

En tanto en el Caribe Norte del país las lluvias del jueves ocasionaron el desborde de varios ríos, lo que atrasó el transporte, sin embargo, el nivel del agua bajó el viernes en la tarde, no obstante las autoridades dijeron que mantienen la vigilancia en todas las zonas, además los albergues de Bonanza están activos por el deslave que dejó cinco familias damnificadas, las que se refugiaron ahí.

Incomunicados

Por otro lado, los fuertes aguaceros caídos en Estelí provocaron que los ríos El Gualilica, Los Quesos y El Pedernal se desbordaran,  dejando aislado al municipio de San Juan de Limay desde las cuatro de la tarde del jueves.

Este municipio desde 1998, cuando  pasó el huracán Mitch y destruyó los dos principales puentes que estaban sobre la carretera que comunica a Estelí, es vulnerable a inundaciones y aislamiento.

Durante la administración  edilicia del ingeniero Juan Ramón Mendoza  se informó que ya había un estudio para la reconstrucción de  los viaductos,  pero las obras no han sido ejecutadas.

Otras 15 comunidades ubicadas al noreste de Condega, cerca de la vía que conduce al municipio jinotegano de San Sebastián de Yalí, corren el riesgo de quedar aisladas si el río de esa localidad crece y rebasa el puente construido en  Paso Real.

Mientras en el casco urbano de la ciudad de Estelí los servicios básicos han estado funcionando de forma irregular debido a la lluvia.

Según informó Rosario Murillo, portavoz gubernamental, será hasta hoy que el Gobierno presente un informe detallado con las afectaciones que se han registrado a nivel nacional a consecuencia de las lluvias.

Calles de Masaya también sucumbieron ante fuertes corrientes

Destrucción • En la comarca El Comején, situada a 6 kilómetros al Norte del casco urbano de Masaya, las fuertes lluvias destruyeron el camino.

“Esto es un desastre, ya no hay caminos, si no arroyos, la gente no puede salir porque están intransitables. Ahorita iban a componer de Las Cortezas hasta el cementerio, pero todo está peor con estas lluvias”, dijo Domingo Gómez, habitante de El Comején.

En tanto el casco urbano de Masaya ha sido seriamente afectado debido a la topografía que hace que las principales calles se inunden con poca lluvia, porque el drenaje es obsoleto.

El cuerpo de Marlon Amílcar Espino, el adolescente que fue arrastrado por las corrientes pluviales cuando pescaba con un grupo de amigos el miércoles en la Laguna de Masaya, aún no ha sido recuperado.

“Ayer --jueves--, esperamos que el cuerpo saliera a flote, ya que cumplió las 24 horas, pero todo hace indicar que está atrapado y eso impide que los socorristas lo recuperen”, mencionó Elieth Espino, pariente de la víctima.

Por otro lado también en la misma ciudad de Masaya falleció el periodista Elías Santana,  quien debido a la humedad de la carretera se accidentó mortalmente en su moto.

(Colaboración Máximo Rugama, Orlando Barrios y Humberto Galo)

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus