•   Managua y Masaya  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Después de una búsqueda intensiva de tres días, socorristas de la Cruz Roja y del Benemérito Cuerpo de Bomberos recuperaron el cadáver de Marlon Amílcar Espino, quien tenía 16 años cuando fue arrastrado por la fuerte corriente de las lluvias que cayeron el pasado miércoles en horas de la tarde, en Masaya.

Noel Gaitán, oficial de turno del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Masaya, confirmó que el cadáver fue extraído el sábado, a 25 metros del lugar donde ocurrió la tragedia.

El cuerpo estaba en el bajadero El Calvarito y  fue entregado a sus familiares, según Martín Gómez, poblador de la zona.

“Gracias a Dios terminó esta agonía, porque no habíamos podido recuperar el cuerpo sin vida de Marlon Amílcar. Ahora sí podemos tener resignación, ya que vamos a sepultarlo y así podrá descansar en paz”, dijo Elieth Espino, familiar de la víctima.

Por otro lado, ante la posibilidad de fuertes lluvias este fin de semana, las autoridades gubernamentales recomendaron a la población aplicar medidas de precaución.
“Recomendamos que las personas se alejen de los cauces, de las correntadas, que no se arriesguen a pasar en zonas de riesgo innecesariamente”, señaló Guillermo González, codirector del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres, (Sinapred).

Seguirá lloviendo

Y es que de acuerdo a Marcio Baca, director de Meteorología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), las condiciones de humedad han estado aumentando debido a la persistencia de vientos del océano Pacífico que entran al país.

Desde el 2 de junio las lluvias han provocado la muerte de cinco personas y han afectado a más de 18,000, con inundaciones y destrucción, indican fuentes oficiales.
González también recomendó a la población apagar los interruptores de los sistemas eléctricos de sus viviendas durante las precipitaciones, que vienen acompañadas de vientos, tormentas eléctricas y podrían propiciar incendios.

Por otra parte instó a las familias a continuar con las labores de limpieza para que, al menos en sus viviendas, tengan despejados sus techos y patios para evitar inundaciones.

El codirector del Sinapred estimó que las lluvias son ahora más peligrosas porque los suelos están saturados de agua y se pueden formar escorrentías.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus