•   Ocotal, Nueva Segovia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

"La chigüina que quería aprender” es el cortometraje de 13 minutos que presentó el vasco-español Juan Zubillaga, en la Casa para la Cultura “Augusto C. Sandino”. Se trata de un filme rodado en el municipio de Mozonte y que arrancó los aplausos de un público emocionado por el relato.

Se trata de la historia de Nelly, una niña de 11 años, hija de una familia de escasos recursos de la zona rural, quien después de recibir su diploma de primaria se obsesiona por continuar sus estudios de secundaria, y para lograrlo debe trasladarse a vivir con su tía Moncha en el pueblo de Mozonte.

El sueño de la menor se encuentra con el rechazo de sus padres, quienes prefieren tenerla en casa para que ayude en las labores domésticas y en los trabajos agrícolas.

En una de las escenas, la pequeña Nelly, morena, con una camiseta color morada y un libro en sus manos, enfrenta a su padre, un hombre machista que viste camisa roja, pantalón crema, botas, sombrero y sostiene un filoso machete en su mano derecha.

Nelly es firme en su intención de estudiar, mientras su padre quiere imponerle el trabajo doméstico.

Como Caupolicán

A escondidas, Nelly lee un libro del cual traslada a su memoria el poema “Caupolicán”, de Rubén Darío. La menor suele declamar el poema mientras caminaba por las veredas entre los pinares de su comunidad.

Parte de Los protagonistas posan tras presentarse el film.En una madrugada, Nelly se levanta sin que la descubran sus hermanitos que estaban en la misma cama, recoge unos libros y cuadernos y los guarda en su mochila y se fuga de la casa para llegar adonde su tía Moncha en Mozonte.

Pedro, su padre, llega a la casa de su hermana, con quien tenía desavenencias. Nelly se aferra a quedarse con su tía porque insiste en estudiar la secundaria. Moncha se reconcilia con Pedro y le convence de dejarle a la menor para que logre su propósito: estudiar.

Historia real

Zubillaga, quien con su esposa Lourdes Unceta se han enamorado de Mozonte, cuenta que el argumento lo tomó de la corta historia que le contó una joven, y él como cineasta aficionado desde su juventud, la moldeó en un guión con un poco de ficción y la realizó ahora en sus tiempos de jubilación.

Reclutó a varios deseosos del cine en Ocotal y Mozonte, los que, con la más entera naturalidad, actuaron en la cinta.

Vielka Nelly Rivera López, 12 años, estudiante del colegio Concepción de María de Ocotal, es la protagonista principal, quien ya se perfila como una actriz local.
“Me dieron un guión donde salían todas las líneas que tenía que decir en cada escena, y que me lo aprendí de memoria”, dijo.

Potencial artístico

Del grupo de actores, solamente Feliciana del Carmen Rivera Jiménez, originaria de Jalapa, pero ahora residente de Ocotal, tenía una experiencia lejana, cuando entre 1985 y 1986 participó en la cinta “Las Mujeres de la Frontera”, que relataba la realidad de las féminas en plena guerra de esa época.

Asimismo, Zubillaga se apoyó en técnicos camarógrafos del canal Once de Ocotal, destacándose la periodista Heidi Magally Gómez Rivera, originaria de Mozonte, quien se encargó de la producción, y Pedro Chavarría como director fotográfico.

Rolando Olivas Ardón, delegado del Ministerio de Educación en Nueva Segovia, recordó que la filmación contó con la aprobación previa de esa instancia. Ahora que ha sido una realidad, enviará a lo inmediato copias a la ministra y al asesor presidencial en educación, así como a todos sus colegas de los demás departamentos del país para que extraigan las reflexiones que ofrece el cortometraje.

Añadió que la cinta será utilizada en la escuela, en las tutorías y en los círculos pedagógicos de los docentes para aprovechar todos los valores educativos.
Olivas Ardón pidió respaldar los esfuerzos del Ministerio de Educación para que toda la niñez neosegoviana acuda a la escuela.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus