•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En los próximos quince años, Nicaragua no solo deberá enfocarse en alcanzar la universalización de la primaria, sino en procurar que los niños y niñas completen 12 años de educación básica y media, según uno de los compromisos que adquirió el país en el Foro Mundial de Educación 2015, realizado recientemente en Corea del Sur.

“Ahora estamos hablando de doce años de educación primaria y secundaria de calidad, equitativa, libre y financiada con fondos públicos”, señaló el director ejecutivo del Foro de Educación y Desarrollo Humano (FEDH) Jorge Mendoza, quien agregó que la meta también contempla que al menos nueve años deben ser de educación obligatoria y gratuita.

El FEDH, en conjunto con otras organizaciones que trabajan el tema de la educación en Nicaragua, realizará hoy un conversatorio sobre los aspectos más destacados de la Declaración de Incheon, tal como se conoce al conjunto de compromisos del ámbito educativo que adquirieron 160 países que, en su mayoría, estuvieron representados por sus respectivos ministros de Educación.

En el caso de Nicaragua, el representante fue el exministro de Educación y ahora asesor presidencial en temas educativos, Miguel de Castilla.

Complementos

Según Mendoza, otro elemento nuevo en esta declaración Educación para Todos, a la que le anteceden la de Jomtien (Tailandia, 1990) y la de Dakar (Senegal, 2000), es que todos los Estados deben asegurar que todos los niños y niñas tengan un año gratis de educación preescolar de calidad y obligatoria.

Un compromiso que no es nuevo, pero que está reafirmado en dicha declaración, es el de luchar contra todas las formas de exclusión y marginación, y contra las disparidades y las desigualdades que afectan el acceso, participación y resultados de aprendizaje.

Asimismo, los Estados se comprometieron con una educación de calidad y mejora de los resultados del aprendizaje, para lo cual deben enfocarse de forma particular en que los maestros y educadores sean mejor reconocidos, debidamente reclutados, capacitados, profesionalmente cualificados, motivados y apoyados.

Mendoza refirió que donde hubo un “retroceso” es en el compromiso de inversión en educación, pues a pesar de que en Nicaragua la sociedad civil ha venido haciendo campañas a favor de un 7% del Producto Interno Bruto (PIB), en esta declaración quedó establecido un “llamado urgente a dedicar por lo menos entre 4% y 6% del PIB”.

A juicio del especialista, este tipo de metas no deben ser estandarizadas, ya que no todos los países tienen las mismas necesidades y ni la misma capacidad por PIB, y puso como ejemplo que probablemente un país como Panamá requiera un 4% de inversión, pero que ese no es el caso de Nicaragua.

Sin embargo, Mendoza aplaudió en lo general esta declaración porque, dijo, “son instrumentos internacionales que constituyen el referente ético y de compromiso de los Estados en favor de la educación”.

160 países participaron en el Foro Mundial de Educación 2015.

2030 año en que deben estar cumplidas estas nuevas metas educativas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus