•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un total de 1,567 sujetos vinculados al crimen organizado transnacional fueron capturados en el año 2014 en tres  operativos policiales ejecutados de manera simultánea en Centroamérica, México, el Caribe y Colombia.

Los operativos fueron dirigidos contra la trata de personas, tráfico de vehículos robados y narcotráfico, reveló la directora de la Policía Nacional, primera comisionada Amita Granera, al inaugurar la reunión de Evaluación y Planeamiento de Operativos Regionales.

La Operación Diamante fue una de las principales acciones policiales a nivel regional, permitiendo la captura de 803 presuntos narcotraficantes, destacó Granera.
Los arrestados en esta operación integraban 33 grupos de crimen organizado transnacional, que a su vez se dividían en 573 agrupaciones locales, subrayó la jefa de la institución policial.

En la Operación Diamante conocida en Nicaragua como Operación Jade, la Policía Nacional detuvo a 16 presuntos narcotraficantes, la mayoría originarios de los departamentos de Estelí y Nueva Segovia.

Los capturados en Nicaragua eran parte de una estructura del narcotráfico vinculada al cártel mexicano de Sinaloa, según la acusación presentada en agosto del 2014 por la Fiscalía.

Robacarros

En el 2014, las policías de Centroamérica, México y el Caribe también realizaron de manera conjunta una operación contra el tráfico de vehículos robados, destacó Granera.

En esa operación llamada “Daplex” fueron recuperados y devueltos a sus dueños 1,135 vehículos y llevados ante la justicia a 424 delincuentes, precisó Granera.
Los más de 400 delincuentes arrestados en esta acción policial transnacional eran parte de 14 grupos vinculados al robo de vehículos, subrayó la primera comisionada.

Ataque a tratantes

Las policías de la región también “golpearon” a las estructuras del crimen organizado internacional dedicadas a la trata de personas, expresó Granera.
Dicha operación permitió el rescate de 278 mujeres que eran víctimas de tratantes de personas. La jefa de la Policía nicaragüense destacó que como sospechosos de ese delito fueron enjuiciados 340 elementos.

Peligro regional

Por su parte, Vinicio Martínez, director de la Comisión de Seguridad Democrática del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), advirtió que el crimen organizado  sigue siendo un peligro para los países de la región centroamericana.

Él señaló que cada vez más las estructuras del crimen internacional se organizan de una mejor manera para cometer actividades ilícitas como trata de personas, lavado de dinero, tráfico de droga y robo de vehículos.

El funcionario del SICA agregó que esta situación obliga a los países del área a trabajar de manera más unida y organizada en la lucha contra el crimen organizado transnacional.

Trabajo individual

Por su parte Granera aclaró que los 1,567 capturados en los tres operativos policiales regionales no representan el total de sujetos vinculados al crimen organizado, que han logrado neutralizar las fuerzas de seguridad de cada país.

En el discurso inaugural la funcionaria recordó que  tres de los cinco países más violentos del mundo están en el área de Centroamérica: Guatemala, El Salvador y Honduras.

A diferencia de otros países del istmo, cuyo principal problema son los crímenes, señaló que lo que más afecta en Nicaragua son los robos.

Nicaragua no es destino de mareros

Si bien algunos mareros buscados por la justicia salvadoreña han intentado esconderse en territorio nicaragüense, el segundo jefe de la Unidad Antipandillas de la Policía Nacional Civil de El Salvador, comisionado Pedro González, aseguró que se trata de hechos aislados.

González, quien asiste a una reunión de mandos policiales en Managua, dijo que los mareros  que han intentado huir hacia Nicaragua lo han hecho vía marítima por el Puerto Morazán.

El jefe policial manifestó que algunos incluso tienen doble nacionalidad  (salvadoreña y nicaragüense) por tener vínculos consanguíneos con familias nicaragüenses.
González aclaró que los intentos de mareros salvadoreños por esconderse en Nicaragua son hechos aislados y no deben constituir alarma para las autoridades nacionales.

El  jefe del Estado Mayor del Distrito Naval del Pacífico, acantonado en Corinto, capitán de fragata Juan Benjamín Juárez, dijo que en mucho tiempo no han reportado casos de mareros salvadoreños intentando ingresar a territorio nicaragüense.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus