•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una nube de polvo proveniente del desierto del Sahara afecta el territorio  centroamericano, según han indicado varios expertos de la región.
La Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) de Honduras informó en un comunicado que “vientos alisios de Este al Oeste, ayudados por el anticiclón de las Bermudas”, están causando el fenómeno que ha enrarecido con un tono gris el ambiente en el país centroamericano.

Según la Copeco el fenómeno hace que los vientos alcancen una alta velocidad que no les permite la recirculación, provocando que “partículas de polvo viajen unos 10,500 kilómetros desde el desierto del Sahara, a través del Atlántico, hasta Centroamérica y el Caribe.
“Las finas partículas de polvo, además de provocar que el aire esté más caliente y seco, pueden generar problemas respiratorios, malestar en los ojos y empeorar los cuadros de salud en personas con asma”, advirtió el organismo de protección civil.

En ello coincidió Agustín Moreira, coordinador e investigador del Observatorio de Fenómenos Naturales y de Cambio Climático en Nicaragua, quien afirmó que la nube de polvo y arena proveniente del desierto del Sahara está ocasionando trastornos a la salud de la población y fauna silvestre de la costa Caribe de la región centroamericana.

Moreira confirmó que la región norte de la costa Caribe nicaragüense ha sido afectada con bacterias y componentes contaminantes acarreados por los fuertes vientos de las tolvaneras o nubes de polvo y arena provenientes del Sahara.

Riesgos
“Son contaminantes que acarrean virus y bacterias que pueden ocasionar infecciones en los ojos así como también enfermedades respiratorias, que se han detectado en la población de las costas norte de Belice, Honduras, El Salvador y la península de Yucatán, México”, dijo.

El especialista explicó que estas tolvaneras traen afectaciones a la salud de la población porque acarrean partículas contaminantes de residuos del sub Sahara de la zona agrícola, que debido a los despales y a la alta aplicación de químicos en los cultivos están siendo trasladados por los fuertes vientos al área de Centroamérica.

Recomendaciones

OPS• Ante esta situación, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) circuló una serie de medidas que la población debe tomar en estos casos para evitar enfermedades respiratorias, entre las que destacó el uso de mascarillas o pañuelos de tela humedecidos, principalmente para pacientes que padecen asma, niños, ancianos y mujeres embarazadas.

También sugiere cubrir los recipientes de agua para evitar contaminación en este líquido, así como humedecer los espacios de su casa antes de hacer la limpieza para “evitar la resuspensión del polvo que pudiera acumularse”.
De acuerdo con la NASA, este fenómeno ocurre una vez al año.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus