Lizbeth García
  •  |
  •  |

Aunque no hay datos oficiales sobre la cantidad de centroamericanos que piden refugio o asilo en países del área y en otras latitudes, el Servicio Jesuita para Migrantes reveló que Nicaragua es un país destino para refugiados.

“Nicaragua está recibiendo cada vez más peticiones de asilo o refugio, se dice que se han cuadriplicado las solicitudes en lo que hace a salvadoreños y hondureños; entonces hay un flujo hacia Nicaragua, pero es por desplazamiento forzado: son personas con necesidad de protección internacional y que hasta la fecha están encontrando más o menos respuesta en las autoridades nicaragüenses”, apuntó Moisés Gómez, miembro de la Red Jesuita para los Migrantes en El Salvador.

Explicó que el problema es que cada vez hay más violencia en los países de Triángulo Norte, por lo que los migrantes “se están yendo a países que digamos tienen más corazón para recibir personas y Nicaragua es un destino”.

Reveló que la Universidad Centroamericana UCA-El Salvador, a través del Instituto de Derechos Humanos, apoyó a 16 grupos familiares conformados por 6 o 7 personas que querían refugio, algunos de los cuales vinieron a Nicaragua.

CAMPAÑA DE HOSPITALIDAD  
Lea Montes Lagos, directora para el Servicio Jesuita para Migrantes (SJM) Nicaragua, indicó que según datos oficiales, 1.2 millones  de nicaragüenses han migrado, pero no hay datos sobre los que han pedido refugio.

No obstante, el informe anual de Acnur (Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados) indica que el número de personas que se han visto forzadas a huir  de sus hogares aumentó a 59.5 millones de personas en 2014, contra el 51.2 de 2013 y los 37.5 millones de hace una década.  

Desde hace 2 años Nicaragua se ha convertido en ruta de tránsito de migrantes, por lo que Lea Montes destacó la necesidad de estudiar cuántas personas pasan por el país y cuántas son retenidas.  

También en 2014 aumentó el número de solicitudes de refugio (casi 900 mil), siendo Estados Unidos el segundo gran receptor  con 121,200;  el 42% del total de solicitudes corresponden a México y países de Centroamérica.  

Frente a este panorama, el SJM organizó ayer el Foro Regional sobre Hospitalidad y Cultura de Paz,  a fin de  promover el apoyo, la solidaridad  y la apertura de fronteras, corazones y mentes  “para que el migrante se sienta en familia, porque aparte del dinero y las remesas que envía, todos somos seres humanos”, explicó Montes Lagos.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus