•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un profesor de cuarto grado del Instituto Pedagógico La Salle fue trasladado a secundaria, tras ser denunciado ante la Comisaría de la Mujer y la Niñez y el Ministerio de Educación por maltrato físico y psicológico en contra de una de sus estudiantes, y aunque las autoridades del centro dan por resuelto el caso, la mamá de la niña afirma que está en espera de una respuesta más contundente.

El director de La Salle, padre Efraín Martínez Cuadra, negó que haya habido ese tipo de agresiones, pero que aun así acataron la orden de cambiar de espacio físico al docente señalado. “El caso creo que ya se solucionó… la niña va mal en matemáticas y ellos (los padres) dicen que es por problemas psicológicos que el profesor genera en la niña”, sostuvo.

“Cuando nosotros observamos algo que no es correcto en los procedimientos que se hacen, está el memorándum, las llamadas de atención orales y escritas, y si (el docente) sigue en la misma falla lo que se hace es el despido, pero es un proceso”, refirió.

Sin embargo, la mamá de la estudiante, que supuestamente sufrió el maltrato, señaló que la orden de retirar al docente a 200 metros de distancia de la menor de edad es una medida precautelar que emitió el Distrito I de la Comisaría de la Mujer y la Niñez con base en la Ley 779, luego de que ella denunciara el caso ante esta instancia y un médico forense dictaminara agresiones psicológicas leves.

Esta denuncia de supuesto maltrato fue hecha pública por la procuradora de la Niñez y la Adolescencia, Martha Toruño, quien dijo que esta institución estaba pendiente de dos casos, uno en un colegio público, en Matagalpa, y otro en uno privado, en Managua.

Primera señal
La madre indicó que su hija llegaba de clases quejándose de dolor en su hombro izquierdo y se mostraba triste, pero no decía la razón, hasta que una compañera de clases le dijo que contara que se debía a que el profesor acostumbraba apretar con fuerza esa parte del cuerpo a todos los niños y niñas de la sección.  

Al conocer dicha situación, la mujer solicitó una reunión con Martínez Cuadra, pero como no recibió una respuesta, fue al colegio y exigió ser atendida. Tras recibir la queja, la autoridad académica habló con el docente señalado y este se comprometió a mejorar el trato con los estudiantes, relató.

Martínez Cuadra, por su parte, apuntó que “el resto de padres de familia y alumnos afirmaron lo contrario” y que como centro consideran que no hubo una investigación exhaustiva del caso antes de que les ordenaran alejar al docente del espacio de la estudiante.  

No obstante, la mamá de la niña dijo que ella decidió llevar el caso hasta la Policía y el Ministerio de Educación (Mined) porque luego de quejarse en el centro, el profesor agudizó la presión psicológica contra su hija. “Como es el maestro guía, en las pruebas estaba encima de ella diciéndole ‘tenés 15 minutos, te quedan 12, te quedan 10’, y así”, contó a El Nuevo Diario.

La mamá de la niña señaló que las autoridades del colegio, con el respaldo de algunos padres, han querido hacer parecer que el caso se debe a que su hija es mimada, algo que ella rechaza rotundamente.

Un día, relató, llegó a buscar a la niña al final de clases y no la encontró, por lo que junto con algunos de sus compañeros comenzó a buscarla hasta encontrarla llorando en un rincón de los baños, y al preguntarle qué le pasaba, la pequeña contestó que no aguantaba más, que no quería estar más cerca de ese profesor.

No desistirá
Respecto a que supuestamente todos los demás padres niegan este tipo de maltratos por parte del docente, la mamá dijo que sí hay quienes conocen esa situación y están inconformes, pero que no se atreven a denunciar.

“Además de defender los derechos de mi niña, quiero enseñarle a los padres que tenemos derechos, que debemos conocer las leyes y hacer uso de ellas, que no tenemos que tenerle miedo a los colegios, sea cual sea”, expresó.

Según la denunciante, la Policía dio un plazo de 20 días, que se cumplieron el pasado 24 de junio, para investigar más el caso, mientras que el Mined no le ha informado una resolución final. De no recibir una respuesta en ninguno de los dos casos, aseguró que acudirá al Ministerio Público y a la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos.

La procuradora de la Niñez y la Adolescencia, Martha Toruño, indicó que, sin haberlo solicitado, recibieron de parte de las autoridades de La Salle un informe donde destacan las cualidades pedagógicas del docente señalado, pero que, en todo caso, a esta institución solo le corresponde velar porque el Mined dé una respuesta a la madre.

  • 1,640 estudiantes están matriculados en el Instituto Pedagógico La Salle.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus