•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Es mediodía y tal como suele ocurrir Martha Huembes está tras el mostrador del negocio de reparación y venta de celulares en Altamira, donde trabaja. Hoy es un día más tranquilo por ser fin de semana, pero en cualquier otro día de lunes a viernes quien se aproxime al negocio en vehículo se encontrará sin espacio para estacionarse.

“Es una limitante la falta de más espacio para parqueos. Así ha sido en los últimos once años desde que se instaló el negocio y eso pues afecta a la clientela”, comentó Huembes.

A Joaquín Obando, responsable de un laboratorio clínico en la misma zona, no le va tan mal con la llegada de clientes como a Huembes, porque su negocio cuenta con un parqueo propio. Sin embargo, admite que la falta de sitios para estacionar en Altamira es un problema para muchos establecimientos.

“Incluso hay gente que se viene a parquear aquí y no necesariamente visita el negocio o bien (se estacionan) en algunas partes de la calle principal en las que prácticamente es imposible circular”, comentó Obando.

PROBLEMÁTICA EXTENDIDA

Especialistas en urbanismo, concejales y exfuncionarios de Managua coinciden en que la falta de sitios para parqueo en la ciudad es uno más de los problemas que más afecta a la capital, sobre todo si se toma en cuenta que sitios residenciales como Altamira, Linda Vista, Los Robles o Bello Horizonte han experimentado un auge comercial en años recientes.

“La mayoría de estos sitios que hoy son polos económicos originalmente no estaban destinados para esto, sino para áreas residenciales, por eso no cuentan con la cantidad de estacionamientos adecuados para efectuar las distintas diligencias en esas zonas”, considera Alfredo Gutiérrez, concejal capitalino por el Partido Liberal Independiente.

Su punto de vista es compartido por el exalcalde Dionisio Marenco y el consultor en temas de urbanismo y arquitectura Orlando Rodríguez.

“Como la misma ciudad ha crecido, sobre todo la parte vieja (que) se ha convertido en una zona comercial, la situación se complica más”, expresó Marenco.

“Muchos edificios y negocios ocupan los andenes como espacios de parqueos y aunque se han hecho esfuerzos para cambiar esto se requiere de otras medidas”, refirió Rodríguez.

El especialista recordó que en el caso de la municipalidad existe una norma y un plan regulador del sistema vial que establece las especificaciones con las que se debe regir el uso de suelo y espacios para parqueo, pero este pocas veces se cumple.

“Para oficinas la norma dice que por cada 40 metros cuadrados de construcción debe existir un cajón de estacionamiento. El plan de sistema vial agrega además que cada cajón de estacionamiento el reglamento establece 5.5 metros de largo, por 2.5 metros de ancho”, explicó Rodríguez 

Además, en el caso de los espacios para personas discapacitadas se establece el mismo largo, pero se da un ancho de hasta 3 metros por si requieren bajar una silla de ruedas o deben bajar con muletas y se orienta que estos espacios deben estar lo más cercano a la entrada principal del establecimiento.

HAY QUE CONSTRUIRAlgunos negocios establecen parqueos, pero no dan abasto.

Una de las decisiones más recientes que la administración capitalina ha implementado para tratar de garantizar respeto a los espacios públicos está relacionada con la creación del depósito municipal, a través de la ordenanza municipal 02-2013.

Esta disposición establece una serie de penalizaciones económicas y retención vehicular para quienes infrinjan las normas relacionadas al uso del sistema vial y espacios públicos.

Sin embargo, a juicio de las fuentes esto no responde a la necesidad del problema, por ello su sugerencia es que en la ciudad se debe apostar por construir espacios de estacionamiento públicos.

“Aunque no ha existido ninguna iniciativa en el pasado, creo que la única alternativa para solucionar esta problemática sería destinar espacios públicos para el parqueo. No sé sí edificios como tal, pero si un sitio específico para estacionarse”, consideró Marenco.

Según Gutiérrez, el papel principal para esta idea lo podría implementar cabalmente la empresa privada, mientras la municipalidad puede actuar como una suerte de facilitador y regulador del negocio.

“Personas naturales o jurídicas interesadas en establecer estacionamiento en algunos sitios críticos podrían establecer este tipo de negocios para aliviar el problema, pero eso debería de ser un rol del sector privado y la Alcaldía debería de jugar un papel de facilitador y recaudador de impuestos que estas empresas puedan generar”, opinó Gutiérrez.

Rodríguez igual considera que urbanísticamente lo que se podría establecer son islotes de parqueo público, o bien, apostar por la construcción de edificios exclusivamente destinados para usarse como sitios de parqueo cobrando una cantidad por ese servicio.

“No apostar por esto es una falta de visión del sector privado”, advirtió Rodríguez.

Nuevas construcciones apuestan por parqueos

Los estacionamientos bajo techo son una de las principales apuestas de las nuevas edificaciones y centros comerciales que proliferan en Managua.

Por ejemplo el nuevo Centro Financiero del grupo Invercasa tiene una capacidad de estacionamiento para 482 vehículos, con vigilancia 24 horas. Sin embargo, María del Carmen Salgado, gerente del Centro, asegura que ya tienen contemplado un proyecto de ampliación del parqueo que funcionará a partir de julio y contempla 258 parqueos adicionales (54% más), para un total de 740 parqueos en todo el complejo.

“Este número de parqueos cumple con creces con las normas internacionales y nacionales de número de parqueos por metros cuadrados de construcción. Desde la construcción del primer edificio se contemplaron 40 parqueos, para la segunda torre 246 y para la tercera torre 197”, detalló Salgado.

Igualmente, el centro comercial Galerías Santo Domingo ha decidido construir un edificio de estacionamiento de 4 plantas bajo techo, más un quinto piso de losa externa.

“Con esta construcción Galerías se convierte en el centro comercial con más plazas de estacionamiento en todo el país al alojar más de 1,800 vehículos y contará además con un sistema de circuito cerrado de seguridad y cuarto de control de cámaras”, indicó Cyntia Góngora, gerente de mercadeo y comercialización inmobiliaria Santo Domingo.

1 cajón de estacionamiento debe existir por cada 40 metros cuadrados de construcción, según una norma de sistema vial que ya existe en Managua, pero no se aplica.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus