•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La tranquilidad de la Catedral Metropolitana de Managua se vio interrumpida ayer por la visita de dos cristos negros, creando un ambiente festivo entre los creyentes de la religión Católica.

Las imágenes de estos cristos negros son veneradas en las ciudades de Tipitapa y La Conquista, las cuales fueron llevadas por sus cargadores tradicionales hasta la catedral capitalina, donde el cardenal Leopoldo Brenes les dio la bienvenida.

Brenes destacó la confianza católica en el Cristo Negro, cuya

creencia nació en la ciudad de Esquipulas, Guatemala, hace más de 400 años.

MUESTRAS DE JÚBILO

“¡Que viva el señor de Esquipulas!, ¡Que viva la sangre de Cristo!”, dijo el cardenal nicaragüense, en sus palabras de recibimiento a las imágenes.

El cardenal destacó la virtud de la imagen de Jesús crucificado, conocida en el catolicismo como la Sangre de Cristo, de atraer la atención de todo aquel que visita las iglesias.

El cardenal también invitó a los creyentes a continuar dirigiendo sus sentimientos hacia Cristo, como lo han hecho de generación en generación a través de cientos de años.

Luego de la eucaristía, con la presencia de tres cristos, incluyendo la venerada imagen de la Sangre de Cristo, con un tono de piel claro, que descansa en la catedral de Managua, los fieles católicos celebraron con muestras de júbilo la visita de los cristos negros.

Un 58.5% de los habitantes de Nicaragua son católicos, según datos oficiales.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus