•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Cardenal de Managua, Leopoldo Brenes, dijo ayer que la sociedad está perdiendo el respeto por la vida y los valores morales, en alusión a los diferentes crímenes violentos que se han suscitado en varios puntos del país en los últimos meses por ambiciones de herencias familiares o conflictos entre parientes.

“Estamos perdiendo los valores y el respeto hacia la vida, también hemos perdido el respeto, amor y cariño hacia la sociedad y la familia”, señaló Brenes luego de la misa dominical en la Catedral Metropolitana de Managua.

Brenes manifestó que desde el hogar, las escuelas e iglesias se debe fomentar el respeto hacia las personas para evitar que se sigan registrando casos de violencia.

“Pienso que las personas están situando lo material sobre la vida, están buscando herencias que ni van a gozar porque el dinero mal habido nunca tiene progreso, estos crímenes son condenables”, aseveró el Cardenal.

Asimismo, instó a los medios de comunicación a resaltar los buenos valores y dejar de mostrar continuamente escenas de violencia, pues también contribuyen a crear una sociedad violenta.

“Hay que hacer un trabajo con la sociedad en conjunto con las iglesias y medios de comunicación para hacer un bombardeo fuerte hacia los niños y jóvenes con buenos valores, así evitar la cultura de muerte, destrucción y odio que se ha instalado en el país”, concluyó el Cardenal.

Este mes, el joven Nahum Bravo fue sentenciado a la pena máxima por haber asesinado a su padre, hermana y madrastra, pensando que de esta manera podría apropiarse del dinero y bienes de su progenitor.

Otro caso fue perpetrado en Waslala, Región Autónoma del Caribe Norte, donde padre e hijo asesinaron al hermano del primero para apoderarse de una finca.

El 22 de junio, en la comarca Los Guallquemes, Condega, seis sujetos ingresaron a la finca de Lucas Rugama y le dieron un balazo en la cabeza, lo sucedido fue por rencillas personales y problemas de propiedad, cuatro de los involucrados son sobrinos o primos de la víctima.

Asimismo, por adueñarse de 200 manzanas de tierra, dos hermanos asesinaron a su madre, una sobrina y una empleada doméstica en el municipio de Acoyapa, Chontales.

5 crímenes con saña han conmocionado al país en lo que va del 2015, de los cuales 3 han sido parricidios.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus