•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Habitantes del casco urbano de León y comunidades aledañas ya están padeciendo de afectaciones en su salud, especialmente enfermedades respiratorias, a consecuencia de las fuertes tolvaneras que se han presentado en el Occidente del país desde el lunes pasado y que inclusive han llegado a provocar poca visibilidad en la ciudad y  sobre la Carretera Panamericana.

“Acudí con el niño al centro de salud porque las tolvaneras provocaron irritación en sus ojos, pero además observé que tenía dificultad al respirar; el médico me recomendó que lo proteja del viento y el polvazal, pero el problema es que las tolvaneras no cesan”, expresó Dominga Evelia Escoto, habitante del reparto La Pintora,  ubicado al noreste de León.

El bebé de apenas cinco meses de nacido tuvo que ser trasladado de emergencia,  porque presentaba complicaciones respiratorias.

Situación similar experimenta Magali Itzayana Méndez, quien llevó al hospital escuela Oscar Danilo Rosales Argüello a su hijo de un año con tos y fiebre. “El niño se me enfermó de amigdalitis, el polvo me lo afectó en su salud, ahora tengo que tener mayor cuidado con él para que no se me empeore”, dijo.

En tanto, Juan Federico Silva, quien habita en la comunidad El Tololar,  a 4 kilómetros de León, expresó que a 120 metros de su casa hay un plantío de soya que genera una severa cantidad de polvo cuando se realiza el arado de la tierra. “La visibilidad se pierde, es horrible lo que estamos atravesando, porque estamos conviviendo con las tolvaneras a diario”, dijo.

NIÑOS VULNERABLES 

Una fuente hospitalaria confió a El Nuevo Diario que en las últimas dos semanas se ha incrementado el número de pacientes que acuden al centro médico por afectaciones respiratorias, especialmente niños menores de diez años.

“Se atienden en emergencia entre 8 y 10 casos a diario, actualmente hay 17 menores con cuadros diarreicos, neumonía e infecciones respiratorias”, afirmó la fuente que solicitó el anonimato. 

Mientras eso ocurría en León, en Managua representantes del Ministerio de Salud (Minsa) brindaron  una serie de recomendaciones a la población para proteger su salud.

“Cuando ocurre una tolvanera muy fuerte, lo recomendable es mantenerse dentro de las viviendas, no salir a las calles,  porque nos estamos exponiendo, y si salimos, tenemos el riesgo de inhalar los polvos que se están produciendo”, señaló en conferencia de prensa para medios oficiales la doctora Luz Marina Lozano, responsable de salud ambiental del Minsa.

RECOMENDACIONES 

Lozano expresó que los fuertes vientos pueden producir en las personas irritación de garganta y nariz, enrojecimiento de los ojos, afectaciones respiratorias y tos, por lo que recomendó a la población usar pañuelos húmedos para proteger la boca y la nariz, mientras que para proteger los ojos se deben usar lentes oscuros.

De igual manera hizo un llamado para que la población se aleje de postes y árboles en caso de que el viento sea demasiado fuerte, asimismo pidió a quienes habitan en casas cuyos techos tengan teja,  tener precaución, porque el viento podría desprenderlas. 

Finalmente  recomendó a quienes viajen en carreteras y se produzca una tolvanera, tener mucho cuidado y de ser necesario detenerse en sitios seguros,  para evitar piedras o un derrumbe.

30 viviendas tuvieron afectaciones parciales en cinco municipios del país por los vientos, informó el jefe de la Defensa Civil, coronel Rogelio Flores.

16 techos colapsaron y 14 presentan daños parciales en Managua, León, Carazo, Chinandega  y Jinotega, según el detalle de las 30 casas afectadas. 

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus