•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al menos 14 millones de condones se usan anualmente en Nicaragua entre personas sexualmente activas de entre 15 y 45 años, aseguró Martha Karolina Ramírez, gerente de Comunicación para Cambios de Comportamiento de Pasmo, una organización con vasta experiencia en la promoción del uso del preservativo y de prevención de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).

Esta cifra incluye los condones que son regalados a la población por distintas organizaciones de la sociedad civil que son apoyadas por el Fondo Mundial, y los condones que vende Pasmo a través de distribuidoras locales, de acuerdo con datos de 2012.

Sin embargo, esa cantidad de preservativos está lejos de cubrir el ciento por ciento de las relaciones sexuales de los individuos que están entre ese rango de edades, explicó Ramírez.

Te interesa: “La confianza es la mayor enemiga del condón”

Basados en informes oficiales sobre población y en estudios realizados entre grupos claves como hombres que tienen sexo con hombres y trabajadoras sexuales, Pasmo indica que en 2012 en este país había alrededor de 1.1 millones de hombres de entre 15 y 45 años y si estos en promedio tenían tres relaciones sexuales por semana, eran necesarios más de 14 millones de condones para protegerse en todos sus intercambios.

  • De hecho, los 14 millones de condones que se usan al año solo resultarían suficientes si los 1.1 millones de hombres entre 15 y 45 años tuviesen en promedio apenas 13 relaciones sexuales en 12 meses.

Encuestas

Según una encuesta de la firma M&R realizada en junio de 2014 a nivel nacional y aplicada a hombres y mujeres mayores de 16 años, el 44.7% de las personas que aseguran usar algún tipo de anticonceptivo utiliza un condón en sus relaciones sexuales, de estos 66.2% son hombres y 13.1% mujeres.

Ana María Pizarro, investigadora, feminista y fundadora de Sí Mujer, sostuvo que entre los miembros de las nuevas generaciones la idea de usar el condón es más aceptada.

La misma encuesta de M&R (que tiene un margen de error de +/- 2.5%) indicó que las personas de 45 años a más son los que más usan el preservativo, seguido del rango de edad de entre 16 y 19 años.

La clave

Desde hace más de dos décadas Sí Mujer promueve el uso del condón para prevenir embarazos, ITS, entre ellos el VIH, y también --explicó Pizarro-- como una “forma de empoderamiento de las mujeres”.

Entre el 24% y 27% de las usuarias de Sí Mujer ha optado por el condón como método para protegerse de enfermedades y para evitar embarazos.

“Con nuestras médicas se hace un esfuerzo para que al salir de la consulta, las mujeres tengan un método anticonceptivo seguro, el 97% tiene uno, y uno de esos métodos es el condón. Insistimos en el condón como la primera opción”, enfatizó Pizarro.

El que una mujer opte por el condón depende en gran medida de que la doctora o enfermera que la atiende “dedique tiempo en convencer a la usuaria de la importancia de su uso”.

“Para la distribución del condón debés de tener un personal sensibilizado, brindar asesorías mientras están en sala de espera, hacer énfasis en los beneficios del método”, buscar a las personas en las comunidades, y “eso no lo tiene el Estado”.

Divididos

El Nuevo Diario realizó un sondeo en su página web, preguntando a los lectores con qué frecuencia usaban condones y en qué circunstancias. Durante 24 horas participaron 577 personas, 415 hombres y 159 mujeres. De estos, 255 aseguraron que “siempre” usan el preservativo, 237 “a veces” y 82 “nunca”.

Al consultarles con quién lo usan, el 26.9% contestó que en todas las relaciones sexuales, el 22.9% que en relaciones sexuales esporádicas, el 7.9% que durante las relaciones extramaritales y el 42.2% que con su pareja estable.

  • En las redes sociales el sondeo generó polémica. Mientras algunos se mostraron a favor del uso del preservativo, hubo hombres que opinaron que “no se siente nada al usarlo”, por lo que lo ideal, dijeron, “es la fidelidad”.

“El no sentir placer con condón eso es una burda mentira. El condón nunca está de más, te salva la vida y de embarazos que pueden llegar a ser no deseados”, comentó Normal Salas, un seguidor en Facebook.

Jessie Sánchez escribió: “No quieren porque no se siente lo mismo, si le pides que se lo ponga es porque ya andas con otro... Y luego son las consecuencias, por ejemplo el virus del papiloma humano…”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus