•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cada vez que Miguel Ángel Argüello Selva, acusado de lavar decenas de millones de dinero narco, es llevado al Complejo Judicial Central Managua, el Sistema Penitenciario Nacional (SPN) desplaza al menos una veintena de oficiales de la Unidad de Intervención Rápida.
Estos oficiales que resguardan a Argüello  Selva vigilan cada movimiento del presunto narcotraficante y reaccionan celosamente ante la presencia de los reporteros gráficos que buscan una imagen del acusado.

Aunque Argüello es el único en el banquillo, el juicio se realiza en el auditorio del Complejo Judicial utilizado la mayoría de veces para juicios con muchos acusados y abogados defensores.

El reo, quien presuntamente en el período 2004-2014  legitimó dinero narco por 300 millones 18 mil 811 córdobas y 3 millones 476 mil 725  dólares, es trasladado en una camioneta tipo Van, de la cual únicamente  desciende hasta que el juez ordena su ingreso al auditorio del Complejo Judicial.

Como parte de las medidas de seguridad,  en el inicio del juicio este lunes fue puesta una valla metálica en la entrada al auditorio y el ingreso de los periodistas pasó por la autorización del juez Octavio Rothschuh.

Acusación
La Fiscalía acusa a Miguel Ángel Argüello Selva de haber creado varias sociedades anónimas entre los años 2007 y 2014 para legitimar dinero narco, actividad a la que  se presume incursionó el 10 de octubre del 2005.

Argüello creó la sociedad anónima Desarrollo Convivir, S.A. y en el 2008  la constructora Convivir, S.A. Además compró dos casas en Villa Fontana y una finca en  Granada, refiere el escrito acusatorio.

Una de esas sociedades anónimas de la rama de la construcción Argüello utilizó para la construcción del condominio Estefanía, del cual vendió la casa modelo, según el Ministerio Público.

Rechaza
Roger Alvarado, abogado defensor de Argüello, sostiene que el dinero y valiosas propiedades como la finca Güiscoyol de  1,200 manzanas de tierra, ubicada frente a las costas de Tola, es una herencia que el acusado recibió de su padre Bayardo Argüello Guillén, recientemente fallecido.

Alvarado asegura que el dinero de Argüello tiene como fuente una indemnización de  10 millones de dólares que recibió su padre del Estado nicaragüense en compensación  por más de mil manzanas de tierra que le fueron confiscadas en los años 80.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus