•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nicaragua es uno de los diez países más afectados por los riesgos climatológicos a nivel mundial. Ante esa realidad, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa) llamó a hacer uso de los datos demográficos para prevenir desastres y preparar respuestas efectivas ante fenómenos naturales.

Y es que según el representante del Unfpa en Nicaragua, Markus Behrend, en los últimos 20 años en el país se han contabilizado más de 50 desastres naturales, sobre todo inundaciones, sequías y temperaturas extremas, y que los más afectados son mujeres, niños y niñas.

“Un ejemplo de cómo los desastres aumentan la vulnerabilidad social y tienden a potenciar las inequidades en contextos de pobreza y exclusión podemos verlo a partir de la experiencia de Haití, donde después del terremoto del 2010, la tasa de mortalidad aumentó, principalmente en el grupo de entre 15-24 años, que representó un 25% de las muertes”, refirió.

“Además, la tasa de fecundidad en adolescentes ubicadas en campamentos se duplicó en relación con aquellas que vivían en áreas rurales y se triplicó en relación con las que se encontraban en áreas urbanas fuera de los campamentos”, agregó Behrend.

Muchas mujeres que sobreviven una crisis dejan a un lado sus propias necesidades para ocuparse de las de otros”.  Markus Behrend, representante del Unfpa en Nicaragua.

Por tanto, aseguró que en situaciones de emergencia se deben garantizar servicios de salud reproductiva y acceso a insumos de planificación familiar a las mujeres que, además, en dichas situaciones suelen quedar expuestas a violencia de género, abusos, explotación sexual y hasta matrimonios forzados, dijo.

Día de la población

El Unfpa conmemoró ayer el Día Mundial de la Población 2015, cuyo mensaje este año está enfocado en las poblaciones vulnerables en casos de emergencias, que en el caso de Nicaragua, se ve reflejada en la existencia de al menos 402 asentamientos informales en las zonas urbanas del Pacífico.

Un estudio realizado entre la organización Techo Nicaragua y la Universidad Centroamericana, (UCA) muestra que el 89% de esos asentamientos están ubicados en zonas de riesgo, principalmente cerca de cauces (35%) y en terrenos propensos a inundaciones (48%).

Además, de ese total de asentamientos, 198 se encuentran en Managua.

En ese sentido, el representante del Unfpa indicó que mencionó que la capital es atravesada por 560 kilómetros de cauces naturales y presenta una elevada densidad de fallas geológicas activas, lo cual quiere decir que el 22% de los 252 kilómetros cuadrados del municipio lo ubica como zona de alta vulnerabilidad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus