•   San Juan del Sur, Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un refugio natural  en el que conviven  varios  animales exóticos como tucanes, osos perezosos,  pájaros toledo, búhos, halcones, águilas,  rana toro, entre otros, se  perfila como un nuevo atractivo turístico de San Juan del Sur.

Este llamativo enclave natural se encuentra en la zona más  elevada de la ciudad, a tan solo cuatro kilómetros al este de la bahía, en el sector conocido como “La Cuesta”, donde monos aulladores y sus primos, los mono araña y cara blanca, comparten este hábitat, algo  difícil de encontrar en otro lugar. 

Gustavo Morice, uno de los propietarios de este bosque semi-húmedo indicó que cuando adquirió 450 manzanas de tierra hace 18 años, no se  imaginó que era el hogar de una variedad de especímenes maravillosos “y fue a partir  de septiembre del 2014 que comenzó a  descubrir  la  biodiversidad de fauna silvestre que habita en el sitio, al abrir senderos que forman parte del proyecto ecoturístico Las Nubes”.

El plan de Gustavo Morice es realizar un estudio sobre toda la fauna del lugar, para promocionar el avistamiento de aves y animales exóticos.

Un perezoso en uno de los árboles del proyecto ecoturístico Las Nubes.Este refugio de animales se extiende por más de 900 manzanas de tierra repartidas entre varios dueños, que se elevan hasta los 450 metros sobre el nivel de mar y según  el guía turístico de “Las Nubes”, Irvin Chévez, en este bosque  deambulan libremente especies de aves, anfibios, reptiles y mamíferos que difícilmente se pueden observar en otras zonas.

Variadas especies
“Entre las aves  se encuentran  el saltarín toledo,  tucán, batará  barreteado y batará grande, búhos, pájaro cua,  el águila crestada que está en peligro de extinción, gavilán gris, colibrís, cuco ardilla, tangaras, seis tipos de halcones e incluso en ocasiones se han divisado aves migratorias que pasan descansando por acá”, precisó  Chévez.

Entre los reptiles mencionó el falso coral, boas, serpientes mica,  lagartija de hojarasca y otra especie arborícola “pariente a los camaleones, ya que cambia de su tradicional color verde a café,  y también tenemos registrado una lagartija de la  familia  de  la salamandra, que es oscura y resbaladiza”, detalló  el guía turístico.

Sobre la copa de los árboles habitan las tres especies de monos que existen en Nicaragua, así como cuyuzos, osos perezosos, ardillas  y entre los mamíferos también habitan conejos y zorrillos, y entre los innumerables insectos deambulan escarabajos, chinches, cien pies,  mariposas monarca y morfa azul, entre otros.      

Planes turísticos
Tras descubrir esta gran biodiversidad, Morice, aseguró que su próximo paso es realizar un estudio ambiental en la zona y elaborar un catálogo en el que se identifique claramente cada una de las especies que habitan en este bosque.La variedad de aves es amplia.

“El estudio lo vamos a realizar con profesores y estudiantes de la UNAN- Managua, ellos están interesados en hacer una investigación de la riqueza de la fauna que hemos encontrado y entre las especies de anfibios  tenemos seis tipos de ranas, incluyendo la rana toro que es muy difícil de encontrarla en otro hábitat”, revelo el empresario turístico.

Agregó  que una vez que concluya el estudio y disponga del catálogo que caracterice a cada uno de los animales, va a ofertar un sendero nocturno, para observar animales y durante el día promocionará el avistamiento de aves y animales exóticos.

“Mi meta es conservarlos, protegerlos  y promover el avistamiento de animales exóticos como parte de un recorrido inolvidable por este bosque, ya que los turistas que nos visitan se van impresionados al convivir  de cerca con la flora y fauna que existe aquí”, concluyó.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus