•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las familias que quedaron en la calle por el incendio presuntamente  provocado por Amelia Vega, exigen que las autoridades  dejen caer todo el peso de la ley contra la mujer pirómana.

Dos casas reducidas a escombros y otras dos dañadas  parcialmente es el resultado de un incendio provocado por una mujer quien cegada por los celos le prendió fuego al cuarto donde vivía con su pareja en el barrio Monseñor Lezcano.

Las casas donde solo quedó en pie la pared de la vivienda vecina era habitada por la familia Belide Hunter, quienes no lograron salvar sus enseres domésticos porque las llamas consumieron todo en minutos.

Del incendio provocado, los afectados y los vecinos culpan a Amelia Vega, quien luego de discutir con  su pareja Germán Hunter prendió fuego a papeles y la ropa que había en el cuarto que habitaban.

Amelia Vega fue detenida por la Policía al momento del incendio y conducida a la Estación de Policía al igual que su pareja (Germán Hunter)  para dilucidar la situación legal de ambos.

Querían lincharla
Quienes presenciaron la detención de Vega,  expresaron que la Policía la salvó del linchamiento por parte de las familias afectadas, quienes están indignadas por el proceder de la mujer.

Aunque los bomberos llegaron a los pocos minutos, estos tuvieron que batallar más de un hora con el siniestro que amenazaba con extenderse a otras viviendas en su mayoría con estructura de madera.

La gran cantidad de ropa y papel en el cuarto donde inició el siniestro fue determinante para que las llamas se propagaran rápidamente y las familias que vivían en las casas calcinadas no pudieran recuperar más que su ropa, explicó un bombero voluntario.

Leonara Winwrigth Nach, de 74 años, propietaria de una de las casas parcialmente dañadas por el incendio aseguró que aunque las llamas no la consumieron totalmente todos sus enseres domésticos quedaron inservibles.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus