•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Aquí se va hacer justicia”. Es la promesa hecha por la directora de la Policía, primera comisionada Aminta Granera a Milton Reyes padre de familia y conductor del vehículo contra el cual abrieron fuego agentes antidrogas la noche del sábado con saldo de tres muertos y dos heridos.

Los fallecidos son José Efraín Reyes Ramírez, de 11 años; Aura Marina Reyes Gamboa, 10 años, (ambos hijos de Milton Reyes) y Katherine Ramírez Delgadillo, de 22 (cuñada de Milton). Los dos primeros fallecieron al llegar al hospital Manolo Morales la noche del sábado y la tercera víctima en el hospital Lenín Fonseca la madrugada del domingo.

Los heridos son los niños Miriam Natasha Guzmán Ramírez, de 5 años, hija de Katherine y el niño Axel Reyes de 12 (también hijo de Milton), quienes permanecen en el hospital La Mascota bajo pronósticos reservados, según sus familiares.

Yelka Ramírez, esposa de Milton Reyes y madre de José Efraím Pérez y Aura Marina, pidieron a la  Primera Comisionada y Jefa de la Policía Nacional, Aminta Granera que los responsables de estos hechos no queden impunes. “Esto no quiero que se quede así, ” dijo la adolorida madre, que escapó con vida del ataque.

Baja deshonrosa
La comisionada Aminta Granera, quien acudió a la escena del crimen y al hospital Manolo Morales ordenó que los policías involucrados en el hecho sangriento sean dados de baja deshonrosa.

Pedimos cárcel para los policías que dispararon contra mi familia”. Máximo Reyes, Padre de Milton Reyes y abuelo de los niños fallecidos.

Asimismo, mandó a detener a los policías que dispararon contra el vehículo en el que viajaba la familia Reyes, sobre el camino de tierra que conduce a la comarca Las Jagüitas.

La jefa policial quien calificó lo sucedido como “una tragedia”, afirmó que los policías no tenían la intención de causar daños a las víctimas, pero reconoció que no actuaron correctamente.

Por tratarse de un lugar oscuro los policías debieron hacer la señal de alto utilizando un foco lumínico y asegurarse que en el vehículo no iban niños, explicó la jefa de la institución policial.

Granera declaró que los policías estaban en el camino que conduce hacia Las Jagüitas porque iban a realizar un operativo antidroga, pues tenían información que por ese sitio pasaría un cargamento de droga.

Los hechos
Anielka Ayerdis, quien vive a la orilla del camino que conduce hacía la comarca Las Jagüitas, relató que los hechos ocurrieron a las 8:30 minutos de la noche del sábado, cuando los ocupantes del vehículo pasaban por el lugar conocido como el cruce de “Pancho Vara”.

"Los primeros disparos fueron en el cruce, luego les volvieron a disparar como a los 50 metros y por último, en la salida donde están las Cuatro Esquinas”, narró Ayerdis la mañana del domingo.

“Yo escuché como 30 disparos (detonaciones) que hicieron varios hombres que iban en dos carros y una moto”, agregó Ayerdis.

Por su parte, Jamileth del Socorro Cajina, quien vive en el lugar conocido como las Cuatro Esquinas, contó que la primera en salir del vehículo pidiendo auxilio fue Yelka Ramírez, esposa de Milton Reyes.

“Los policías que estaban sobre los barrancos y encapuchados no dejaban que uno se acercara a prestarles auxilio y lo hicieron hasta que pasaron varios minutos”, enfatizó Cajina.

La versión de las dos testigos coincide con el testimonio brindado por Milton Reyes y Yelka Ramírez a la jefa de la Policía en el lugar de los hechos.

En medio de la desesperación por las lluvias de bala y los gritos de sus seres queridos, Reyes chocó contra un vehículo y terminó estrellándose contra un muro, según su propio relato.

El jefe de familia comentó a la directora de la Policía, que él no detuvo la marcha del vehículo cuando los policías le comenzaron a disparar porque creía que se trataba de un atraco por tratarse del sitio despoblado y oscuro.

Velorio
En el barrio Augusto César Sandino, donde habita la familia Reyes Ramírez, ayer domingo se realizó el velorio de las tres víctimas mortales con la asistencia de decenas de personas.

“Cuando me dijeron que mi hija estaba muerta, yo no sabía qué rumbo tomar”, dijo Efraín Ramírez Urbina, padre de Katherine Ramírez Delgadillo y abuelo paterno de la niña Miriam Natasha Guzmán Ramírez.

El hombre que no pudo evitar las lágrimas, añadió que todavía su nieta (una de las niñas heridas) no reacciona positivamente a los esfuerzos que hacen los médicos y que todavía tiene un proyectil en la región abdominal.

Grave
La niña Miriam Natasha Guzmán Ramírez, de cinco años, quien recibió un impacto de bala en el abdomen, permanece bajo pronósticos reservados en el hospital “La Mascota”, según su abuelo materno Efraín Ramírez Urbina.

Versión sobre los hechos

Yelka Ramírez esposa de Milton Reyes denunció ante la primera comisionada Aminta Granera, que los policías que dispararon contra ellos golpearon a quienes intentaron tomar fotos y videos del hecho.

Disparos
Milton Reyes relató que escuchó al menos 20 detonaciones cuando los agentes antidrogas le dispararon por primera vez en el lugar conocido como el cruce de “Pancho Vara”, en el camino a Las Jagüitas.

Lugar
Un total de 700 metros hay de distancia entre el sitio donde los policías dispararon por primera vez contra el vehículo en el que viajaban las víctimas y las Cuatro Esquinas donde fueron atacados por tercera vez.

Testigos
Vecinos de Las Cuatro Esquinas aseguran que los policías causantes de la tragedia estaban en ese sitio desde las cinco de la tarde y no pusieron ningún retén.

 

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus