•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Segunda y última entrega

Combatir las sequías es solo uno de los muchos beneficios que garantiza el sistema de riego, asegura el ingeniero agrícola Erwin Castillo Guevara, experto en el tema y con más de 40 años de experiencia.

A diferencia de los países del norte donde en temporada invernal se alcanzan temperaturas de congelación que solo permiten desarrollar cultivos en época de verano, las condiciones climáticas de Nicaragua, con temperaturas estables durante todo el año, permiten sembrar en cualquier época.

“Las sequías no serían un problema en el país si el riego ya estuviera expandido. El riego permite varias cosechas al año con un aumento sustancial de los rendimientos por manzana, por lo tanto el beneficio es triple, y el cuarto beneficio es la reducción del riesgo financiero, lo que asegura el pago de los compromisos bancarios. Para la banca es más seguro prestar dinero a una persona que tiene un sistema de riego porque sabe que no va a perder”, aseguró Castillo.

Álvaro Fiallos, presidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG), considera que al masificarse los sistemas de riego entre pequeños y medianos productores agropecuarios, como planteó la Presidencia de la República, deberían seleccionarse los productos más rentables, porque la inversión sería fuerte.

“Estamos hablando de una inversión de mil a mil 500 dólares por manzana, para poder tener un buen sistema y eso requiere de un programa financiero fuerte y a un plazo de diez a quince años, con uno a dos años de gracia. Eso conlleva a una modernización de la producción y es algo que necesitamos desde ayer”, expresó Fiallos.

LOS DISEÑOS

Para Castillo, el riego es una rama de la hidráulica que consiste en mover flujos a través de tuberías, donde el consumo de electricidad no debería ser un problema porque estima que hay formas de consumir el mínimo posible de energía sin perjuicio de la aplicación del agua.

“La hidráulica es matemática, esto significa que no se pueden poner los tubos a la loca. Pero la gente aquí sí lo hace. Hacen unas barbaridades y después dicen que el riego no sirve. Y es que está mal diseñado, pero nadie quiere pagar por un diseño. Cada finca es diferente, no hay dos fincas iguales, ni sus propietarios piensan igual”, opinó Castillo.

EL ESTUDIOSistema de riego de pedal, ideal para áreas pequeñas.

El especialista explicó que el costo de un diseño para implementar un sistema de riego es de unos 100 dólares por manzana.

Luego del diseño deben tomarse en cuenta tres aspectos: lo que gaste menos energía y menores costos de operación; lo que tenga más vida útil y lo que dé menos problemas de campo sin perjuicio de la eficiencia del sistema.

Castillo manifestó que la tendencia en el mundo apunta hacia el riego mecanizado o semi- mecanizado, donde uno de los sistemas que considera de los más eficientes que existen hasta ahora es el pivote central, muy conocido ya en Nicaragua, que sirve para todos los cultivos nacionales, y en muchos países los utilizan cada vez más para regar arroz por la reducción de precios, ahorro de agua y de energía, duplicación del área y eliminación de nivelaciones.

Aunque en Nicaragua ya existen experiencias previas, los productores aún cultivan este grano con el sistema tradicional por inundación.

El pivote central permite también la aplicación de fertilizantes y otros agroquímicos utilizando la máquina y su alta eficiencia de aplicación.

“Los arroceros nicaragüenses que riegan por inundación no pueden rotar cultivos y siguen año tras año con el monocultivo del arroz. Pero con un sistema de pivote central la rotación es posible, y después de una o varias cosechas podrían sembrar alguna leguminosa como maní o soya para aumentar la fertilidad del suelo y otras muchas ventajas derivadas de esta práctica”, explica el especialista en riego.

LOS PRECIOS

Según Castillo, un sistema de pivote central cuesta en promedio, para fincas grandes, unos 800 dólares por manzana, y riega con 92% de eficiencia.

Para fincas pequeñas hay otros sistemas. Es decir para cada área hay un método de riego que puede servir. No existe una receta común para todos.

El problema con áreas pequeñas, según Castillo, es que resulta más caro por unidad de superficie porque esa pequeña área tiene que asumir el costo de todos los componentes del sistema; y al dividir ese costo entre el área sale más caro.

“Pero hay otros tipos de riego cuyos costos oscilan alrededor de 1,250 dólares por manzana para regar áreas de 5 manzanas por el método de aspersión, tuberías de aluminio con motores diesel de calidad”, indica Castillo.

POR GOTEO, MÁS CARO

Otro tipo de riego que han implementado algunos productores nicaragüenses es el sistema por goteo, cuyo costo promedio oscila entre 1,500 y 1,800 dólares por manzana.

El problema del riego por goteo, según Castillo, es que cada cierto tiempo deben sustituirse las mangueras que se ven afectadas por taponamiento, insectos y roedores; el mantenimiento es más caro, mientras que los tubos de aluminio, del sistema de pivote, tienen una vida útil superior a los 30-35 años, son más duraderos y su mantenimiento más sencillo y más barato.

Los pivotes centrales y los sistemas de aspersión aplican el agua necesaria en pocas horas, en cambio el riego por goteo necesita más horas de bombeo y por tanto gasta más energía.

“El costo de las mangueras representa aproximadamente el 75% de la inversión y a la vuelta de dos o tres años deben sustituirse. No digo que el goteo sea malo, ni estoy en contra, lo que digo es que es caro, su mantenimiento es problemático y su vida útil es muy corta”, destaca Castillo.

OTROS SISTEMAS

Existen otros sistemas de riego donde se utilizan máquinas conocidas como cañones viajeros. Los hay de diferentes tamaños, precios y capacidades y pueden regar desde jardines o campos deportivos, hasta 60 y 80 manzanas de cultivos con una sola máquina.

Un cañón viajero cuesta lo mismo que una camioneta doble cabina, y tiene una vida útil de más de 20 años con un mantenimiento básico; puede regar 60 manzanas en pocas horas y no necesita más que un operario.

Para que funcione, el riego debe hacerse personalizado. No es el costo inicial por manzana lo que determina el valor de la inversión, sino la eficiencia del diseño y los costos de operación que son para toda la vida”. Erwin Castillo Guevara, Ingeniero agrícola. 

El especialista en riego señala que conoce productores que invierten en lotes de tubos de aluminio o PVC para sistemas de riego que cuestan 400 dólares por manzana.

“Cualquiera deduce que sale más barato, pero se trata de uno o dos bloques reducidos de tuberías de 2 pulgadas con pequeños aspersores que lanzan el agua a una presión de 45 PSI, como el spray de un aerosol, así el 40% del agua ni siquiera toca el suelo porque se la lleva el viento, y si hay temperaturas altas peor todavía. El productor cree que está regando bien pero lo hace con una eficiencia bajísima, sin entender que eficiencia es igual a kilowatts o galones de diesel consumidos”, critica el ingeniero agrícola.

PARA LOS MÁS POBRES

En países con muy pocas áreas de siembra disponibles en zonas rurales, afectadas por la extrema pobreza, la ONU y la FAO han promocionado sistemas de riego destinados a la “Agricultura de Patios”.

Se trata de pequeños y económicos sistemas de riego por goteo con los cuales los campesinos pueden mejorar la dieta familiar y comercializar el excedente.

Estos sistemas trabajan por presión de caída libre del agua depositada en tanques elevados a poca altura; las áreas de siembra oscilan entre 100 y 2,500 metros cuadrados.

El agua se toma de ríos o reservorios de agua de lluvia, siendo la labor de trasladar el agua para el llenado de los tanques la más difícil y la de mayor esfuerzo físico, lo cual se resuelve con bombas manuales o de pedal que cuestan desde 30 hasta 150 dólares. Estos sistemas, según Castillo, serían ideales en Nicaragua para pequeños productores o familias más pobres.

LO BÁSICO

El ingeniero agrónomo Guillermo Bendaña opina que antes de establecer un sistema de riego, sobre todo cuando implica grandes áreas o un proyecto de riego a nivel regional o nacional, se debe tener a mano la información básica, tanto en características físicas como químicas de las tierras a regar, sin olvidar el conocimiento de factores económicos.

“Los factores a contemplarse son: suelos, topografía, drenaje y erosión. Mientras que las características químicas se refieren al grado de pH y la disponibilidad de nutrientes del suelo. Los factores económicos más prioritarios son: capacidad de pago, costos de producción y costos de desarrollo”, estima Bendaña.

Sequías más largas 

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) advirtió desde el 2013 que “el cambio climático provocará un aumento de la frecuencia, intensidad y duración de los episodios de sequía”.

La OMM instó a los países no solo a reaccionar puntualmente, sino a tomar medidas preventivas para afrontar este problema.

Tanto la OMM como el Fondo de Naciones Unidas para la Agricultura (FAO) y la Convención de Naciones Unidas contra la Desertificación, sugieren seguir el ejemplo de Australia, el único país del mundo con una política nacional de lucha contra las sequías.

800 dólares por manzana es la inversión promedio de un sistema de pivote central para fincas grandes.

30 dólares cuesta una bomba manual que permite llenar un tanque de 320 galones elevado a 15 metros para irrigar áreas pequeñas.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus