•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En 2006 Carlos Pérez realizó una caminata en Ometepe y notó que sus acompañantes eran sobre todo extranjeros, por eso dos años después, junto con varios amigos, organizó una comunidad de viaje que denominaron Senderismo Nica, la que alentó a nacionales a conocer las Reservas Naturales, a tal punto que anualmente realizan entre 10 y 14 excursiones con hasta 40 personas, y entre otros practican canotaje en ríos como El Viejo, en Jinotega. 

“Queríamos romper con la idea de que solo los extranjeros hacen turismo”, dice Pérez. “Viajando nos hemos dado cuenta que en primer lugar conocer nuestro país es relativamente barato, que uno solo necesita agarrar su mochila, empacar y viajar”. 

Nicaragua se ha posicionado como un destino turístico a nivel internacional y es considerado un país económico para hacer turismo. Se estima que un visitante extranjero gasta en promedio US$41.8 diarios. Datos oficiales indican que la llegada de visitantes a Nicaragua creció un 9.2% en 2014, totalizando 1,390,338  turistas. 

Los nicas, sin embargo, no tenemos la cultura de viajar y por eso las turoperadoras no tienen entre sus principales clientes a los nacionales. Pese a eso, cada día el número de nicas que hace turismo crece.

“Nicaragua se está popularizando en el mundo como un destino económico, y ciertamente lo es para muchos extranjeros, pero para nuestra economía viajar por Nicaragua todavía implica un gasto que solo un pequeño segmento de la población puede plantearse. Es un mercado pequeño aunque en crecimiento”, sostiene Quilalí Urtecho, directora de la agencia de viajes VadeViaje!

No solo a Granada

Urtecho explica que recientemente “se ha visto un cambio de interés en los sitios a visitar, y a la par de estos intereses también han aumentado las ofertas de paquetes turísticos dirigidos a nicaragüenses, incluso ahora se ven más empresas enfocadas en este mercado”.

Tradicionalmente en temporadas altas los nacionales que viajaban en familia visitaban León, Granada o Catarina, y los más jóvenes iban a San Juan del Sur o a Poneloya, menciona Urtecho. 

“Pero la oferta se ha diversificado. Curiosamente las recientes menciones de Nicaragua como un destino turístico en medios internacionales y destinos en concreto como el volcán Cerro Negro, la Isla de Ometepe y el Cañón de Somoto, más las campañas internas, han motivado a los nicas a conocer su tierra”, agregó. 

Urtecho considera que el nacionalismo y la sensibilización sobre la protección ambiental ha influenciado a los visitantes. Como ejemplo pone el interés creciente por conocer Bosawás o ver las arribadas de tortugas. 

“Entre los destinos que he visto que han aumentado mucho la visitación son Ometepe y Corn Islands, que empezaron a popularizarse como destinos de Semana Santa hace ya hace algunos años. Además el río San Juan, aunque es menos visitado quizá por la distancia y el costo, también ha despertado interés entre los nicaragüenses, sobre todo a raíz de aquella campaña ‘El río San Juan es nica’”, expresó Urtecho.

Entre los nacionales la agencia VadeViaje! mueve más sus paquetes turísticos al río San Juan, Solentiname y el Cañón de Somoto.

Olga Ortiz Kurashvili, de Vapues Tours, indica que la mayoría de nicas que acuden a esa agencia “preguntan bastante sobre volcano boarding en el Cerro Negro” y suelen viajar en grupos de tres a cinco personas.

Mayor conectividad

Leonardo Torres, presidente de la Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Industria Turística (Cantur), sostiene que la continua promoción y mayor conectividad han incidido en que los nacionales hagan turismo. 

“Hay un mayor conocimiento de los destinos, por ejemplo el río San Juan, nosotros montamos una campaña y ahora un montón de gente conoce. ¿Qué pasa también? ahora tenemos más carreteras, en Semana Santa ha aumentado el movimiento de gente hacia los destinos internos”, comenta Torres.  

Según la Cuenta Satélite de Turismo de Nicaragua 2014, el consumo turístico interior alcanzó los C$26.4 millones. “Dentro del interior, la participación del consumo turístico interno, que es realizado por los residentes de la economía nicaragüense dentro del país, fue de 56.2%, mientras que la del consumo turístico receptor fue de 43.8%”, indica el documento oficial. 

No gustan de intermediarios

Uno de los retos para las agencias de viajes es el de convencer a los turistas nacionales sobre la necesidad de un servicio de organización de viajes. 

“Organizar un viaje con un sentido lógico, aprovechando los tiempos y los destinos, con información actualizada, requiere información que no siempre encontrás en Internet, o no de forma confiable, pero sobre todo requiere experiencia”, considera Quilalí Urtecho. 

Urtecho dice que cuando venden paquetes a nacionales usualmente hay de por medio mucha asesoría sobre el tiempo ideal de estancia, las actividades, distancias, medios de transporte, limitaciones, entre otros. 

“Eso es lo que no se debe subestimar, porque a la larga terminás gastando mucho sin que valga la pena el viaje, por ejemplo, cuando se visita la Isla de Ometepe solo por el día, viajando desde Managua”, indicó.

Flavia Rivas, del ecolodge La Sombra, ubicado en El Tuma-La Dalia, dice que la afluencia de nicas ha aumentado, sobre todo en feriados, a tal punto que los nacionales constituyen el 50% de sus visitantes. 

“Los nicas saben del hotel por referencia de otros y por Internet. Los extranjeros muchos por turoperadoras, Internet o libros de viajeros. La mayoría de los nicas nos contratan directamente”, agrega Rivas. 

56.2 por ciento del consumo turístico fue realizado por los residentes nicas en 2014.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus