•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Pese a que la participación de las mujeres en el mercado laboral pasó del 48 al 62 por ciento entre 2009 y 2012, esta se ha dado principalmente en el sector informal y en condiciones de desigualdad respecto a los hombres, revela un estudio presentado por la representación en Nicaragua del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). 

Silvia Rucks, representante residente del PNUD, detalló que aunque la participación laboral de las mujeres en Nicaragua está por encima del promedio de la región de América Latina y El Caribe, está muy marcada porque se da en el sector informal, en micro empresas y en sectores servicios, donde generalmente los niveles de ingreso son más bajos.

Al respecto, la coordinadora de la Unidad de Desarrollo Humano del PNUD, María Rosa Renzi, indicó que el ingreso mensual real de los hombres fue mayor en más del 30% que el de las mujeres durante el 2012, diferencia que resulta ser más significativa si el análisis se circunscribe solamente al área rural. 

Rucks agregó que la maternidad --especialmente cuando tienen hijos menores de 6 años--, la presencia de personas de la tercera edad en los hogares y las responsabilidades del trabajo doméstico desasignadas especialmente a las mujeres, limitan sus trayectorias laborales y profesionales. 

“La carga de trabajo no remunerado en las mujeres es de 4 horas superior a la de los hombres, y esto no cambia en tiempos de crisis ni cuando la situación de los hogares mejora”, indicó la representante residente del PNUD quien dijo estar muy sorprendida por esa realidad. 

Subcalificadas

Otro factor de discriminación que identificaron en el estudio, el cual está basado en las encuestas continuas de hogares del Instituto Nacional de Información de Desarrollo, es que entre las mujeres hay un bajo porcentaje que está ocupada adecuadamente según sus capacidades y formación. 

Renzi explicó que lo anterior se resume en que cuando un hombre asciende a un puesto de mayor requerimiento aunque esté subcalificado (con menos educación de la requerida), su remuneración se incrementa, lo cual no ocurre con mujeres subcalificadas en puestos superiores. 

La presentación del estudio “El mercado laboral en Nicaragua desde un enfoque de género” se dio a propósito de la alianza Universidad-Empresa y PNUD, con la cual buscan que las mujeres puedan desarrollarse en carreras consideradas no tradicionales y promover la contratación de mujeres, reconociéndoles sus capacidades y actividades con una justa remuneración. 

Finalmente Rucks invitó a identificar “las causas y factores que tenemos que revertir para contribuir a que las mujeres logren avanzar en calidad de participación laboral como lo han hecho en cantidad”. 

16% de las mujeres que trabajan están ocupadas de acuerdo a sus capacidades y formación.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus