•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Seis días después del fallido operativo policial donde perecieron tres miembros de la familia Reyes-Ramírez el  Ministerio Público aún no acusa a los policías que abrieron fuego contra ellos creyendo que el auto familiar era uno que esperaban con un cargamento de drogas.

Yelka Ramírez, quien perdió a dos hijos y a su hermana, exigió ayer en conferencia de prensa ver el rostro de quienes les dispararon la noche del sábado 11 de julio cuando regresaban de un culto.

Acompañada de su esposo, Milton Reyes, también sobreviviente del ataque a tiros por parte de agentes antinarcóticos, pidió al presidente Daniel Ortega que intervenga para que los policías sean llevados ante la justicia.

Te interesa: Víctimas sin autopsia

“Que esto no quede impune (muerte de sus hijos), que paguen como cualquier delincuente y que los echen a la Modelo (cárcel) para que no haya más sufrimientos”, clamó Ramírez.

En los sucesos acontecidos el pasado sábado en Las Cuatro Esquinas de Las Jagüitas, perdieron la vida José Efraín Pérez Ramírez (13), Aura Marina Reyes Ramírez (11) y Katherine Ramírez Delgadillo.

Por estos hechos por los que están bajo investigación 14 policías, también resultaron heridos de bala los niños Miriam Natasha Guzmán Ramírez y Axel Reyes Ramírez. Ambos permanecen hospitalizados.

Sin epicrisis médico 

El  padre de los niños muertos y conductor del vehículo baleado por la Policía, reveló que las autoridades hospitalarias no les extendieron epicrisis médico y tampoco acta de defunción.

Reyes expresó su inconformidad con la Policía porque no les han brindado información  del avance de las investigaciones que comenzaron  la misma noche del fallido operativo antidrogas.

A pesar de no tener epicrisis  médico, ni  acta de defunción, ni autopsia que respalde científicamente la causa de la muerte las víctimas, la familia doliente  y sus abogados descartaron  solicitar la exhumación de los cadáveres.

Zobeyda Manzanares, representante legal de los Reyes-Ramírez, explicó que ante la ausencia de esos documentos pedirán que los expedientes clínicos de las víctimas sirvan como dictámenes médicos legales.

Los familiares decidieron denunciar la tardanza de la Fiscalía en acusar porque se cansaron de esperar que los policías que dispararon contra ellos sean llevados ante la justicia, subrayó Manzanares.

Por su parte, Vilma Ampié, abogada  de Miriam Delgadillo, madre de Katherine Ramírez Delgadillo, una de las tres víctimas mortales, demandó su derecho a tener una pronta justicia a como lo establecen las leyes nicaragüenses.

Asistencia

Pese a que la ministra de la Familia, Marcia Ramírez, aseguró ayer que le están dando “toda la atención sicosocial” a la familia Reyes-Ramírez,  Milton Reyes aseguró que la única ayuda que han recibido es una camioneta con chofer que les puso la Alcaldía de Managua para trasladarse de su casa al hospital donde todavía están internados los niños heridos.

“La solidaridad es muy útil en esos momentos, que no se sientan solos (…) están acompañados integralmente con nosotros, con cariño, con solidaridad y con todo lo que van requiriendo, las atenciones particulares que hemos identificado se les están brindando”, afirmó la funcionaria. 

Lea además: Exigen castigo a policías

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus