•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Fuertes corrientes de agua sobre las calles, potentes ráfagas de viento, el colapso del muro de una escuela e inundaciones en la zona costera son parte de los estragos provocados por la lluvia caída ayer en Managua, producto del ingreso al país de la onda tropical número 19.

La lluvia, cuya duración no fue mayor a 30 minutos, causó que en ciertos puntos de la capital se registrasen hasta 50 milímetros de agua acumulada; no obstante, las autoridades municipales aseguraron que no hubo afectaciones de consideración.

“Las estaciones nos reportaron que en zonas como Cedro Galán se registraron 27 milímetros acumulados de lluvia, en Acahualinca 54 milímetros, en Nejapa 44 milímetros; normalmente este tipo de lluvias no generan afectaciones mayores”, declaró Fidel Moreno, secretario de la comuna capitalina. 

Agregó que en el sector de Linda Vista las precipitaciones provocaron que se levantaran algunos adoquines. Esa fue, a juicio de Moreno, uno de los mayores daños registrados ayer. También por la zona de la Universidad Nacional de Ingeniería hubo desprendimiento de tierra de una canaleta que aún está en construcción.

Moreno señaló que a raíz de esta lluvia todo el Sistema de Prevención de Desastres está monitoreando el comportamiento del clima.

VIENTOS Y TOLVANERAS

Por su parte el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) informó que esta onda tropical en la zona de Carretera Norte, en el área cercana al aeropuerto, se registró un aumento de los vientos.

“Producto de la nubosidad, llamada cúmulus nimbus o nubes de tormentas, se generan fuertes vientos al estar más cerca la base de la misma con la superficie, lo que provocó que las tolvaneras cubrieran la terminal aérea”, explicó a medios oficiales Julio Oporta, meteorólogo del Ineter. 

CAE MURO DE ESCUELA

En un recorrido realizado por El Nuevo Diario, se pudo constatar que en varias avenidas y calles principales de la capital las fuertes corrientes sobrepasaron el nivel para el que fueron diseñadas.

Uno de los puntos donde las corrientes sobrepasaron las calles fue en la zona costera; sin embargo en el barrio Rubén Darío, uno de los más afectados durante las lluvias del pasado 11 de junio, la situación transcurrió con normalidad para sus pobladores.

En otros sitios de esa misma zona costera, también se formaron fuertes corrientes. 

Por otro lado, en el barrio Jonathan González el muro perimetral del ala norte de la escuela República de Canadá colapsó, sin provocar daños ni víctimas. 

“El muro tiene dos días de haberse construido, parece que hubo algún problema porque no le dejaron desagües para que saliera el agua y al parecer la acumulación de esta provocó que se cayera”, refirió Francisco Rodríguez, poblador del barrio.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus