•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Vanessa Delgado Menocal es una joven recién egresada de la universidad. Estudió Ingeniería Industrial y como muchos de sus compañeros espera conseguir un puesto laboral.

Delgado tiene claro que su inexperiencia puede pesar en su contra al momento que alguna empresa evalúe su hoja de vida; sin embargo confía en que algunas habilidades específicas como el dominio del idioma inglés y una breve estadía como pasante jueguen a su favor.

La situación de Delgado, que se repite en unos 400 mil jóvenes en Nicaragua, podría mejorar si se implementase el llamado Plan Nacional de Empleo y Trabajo Digno y Decente para las Juventudes de Nicaragua, señala la Red Nicaragüense por la Democracia y el Desarrollo Local. 

“Ese documento se elaboró por parte del Gobierno en 2012 y concluye en 2016 y nos preocupa porque ya va a terminar su período y no sabemos qué grado de avance tiene su implementación”, manifestó Lludely Aburto, secretaria ejecutiva de la Red.

ACCIONES CONCRETAS

Según Aburto, el documento establece una serie de acciones que deben desarrollar entidades gubernamentales, tales como el Ministerio del Trabajo y el Instituto Nicaragüense de la Juventud, de cara a fomentar el acceso del sector joven del país no solo a un puesto laboral, sino también a financiamiento y apoyo para iniciativas de emprendedores.

“Este documento establece que para el año 2016 la empleabilidad de los jóvenes alcance el 40 por ciento, a través de políticas públicas y alianzas con el sector privado, estamos hablando de generar cerca de cien mil empleos para los jóvenes”, afirmó Aburto.

Esos puestos laborales se crearían a través del emprendimiento, cooperativismo y empresarialidad en “al menos 92 mil puestos de trabajo para jóvenes con o sin experiencia laboral”, se lee en el documento.

Otro de los aspectos trazados en este plan establece que para el año próximo el porcentaje de jóvenes que ni trabajan ni estudian, --los llamados Ni Ni--  se reduzca a un 25 por ciento.

EMPUJE A LA MUJER

De igual manera, en el documento, el Ejecutivo asume el reto de que en ese período la tasa de ocupación femenina en el mercado laboral formal del país se incremente en un 10 por ciento. 

Al ser consultado sobre los avances de dicho plan,  el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, se excusó de emitir comentario, pues afirmó no tener mayores referencias sobre el mismo.

Según cifras del Banco Central de Nicaragua, durante 2014 la tasa de desempleo alcanzó el 6.8 por ciento, superior al 5.7 por ciento que se registró en el país durante el año 2013.

Mientras que el primer informe de coyuntura económica, presentado en abril de este año por la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides),  se refleja que los egresados de las carreras de ingeniería permanecen un promedio de 20.3 meses en un empleo y 24.4 meses los graduados de Contabilidad.

LEY DE PRIMER EMPLEO 

Por su parte el parlamentario Alberto Lacayo, presidente de la Comisión Laboral de la Asamblea Nacional, comentó que la complementariedad para este plan nacional sería la iniciativa de Ley del Primer Empleo, la cual aún no ha entrado a discusión formal en el plenario.

“Lejos de ser una ley perfecta, esa iniciativa tiene por finalidad incidir en el debate público para su mejora, hay por ejemplo una serie de incentivos para las empresas privadas, pequeñas, medianas y grandes y el sector público para que se abran las puertas a los jóvenes recién egresados de las universidades”, argumentó Lacayo.

Según el parlamentario dicha iniciativa se encuentra actualmente en la Comisión de Economía y Presupuesto y de ahí no ha trascendido.

1.4 millones de la Población Económicamente Activa son jóvenes entre 18 y 30 años. 

40 por ciento es la tasa del desempleo juvenil en Nicaragua.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus