•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Alos nueve policías acusados por la Fiscalía de disparar en el fallido operativo en que murieron tres miembros de la familia Reyes Ramírez, se les imputa la presunta autoría de homicidio imprudente, lesiones imprudentes, exposición de personas al peligro y daños.

Milton Reyes, conductor del vehículo contra el cual dispararon los policías y padre de dos de las víctimas mortales, reaccionó resignado tras conocer que la Fiscalía redujo la lista de sospechosos y acusó por delitos menos graves de los que él suponía.

“Qué le vamos a hacer, vamos a dejar las cosas en manos de Dios”, dijo Reyes agregando que se van a presentar al juicio, a partir de hoy jueves, con el interés de conocer a los policías que les dispararon.

Te interesa: Más noticias sobre el fallido aperativo antidrogas

La acusación presentada por la fiscal auxiliar Steffanie Pérez Bojorge va dirigida  contra el capitán Zacarías Ignacio Salgado, los tenientes Oscar Vargas Rojas y José Fonseca Salmerón; y seis suboficiales.

La causa fue radicada en el Juzgado Cuarto Local Penal de Managua, donde la jueza Alía Dominga Ampié programó la audiencia preliminar para hoy a las nueve de la mañana.

Los hechos por los cuales los agentes policiales son acusados acontecieron la noche del pasado 11 de julio en Las Cuatro Esquinas de Las Jagüitas, donde la Policía desarrollaba un operativo antinarcóticos. El vehículo en que viajaban las víctimas fue confundido con uno que supuestamente pasaría con un cargamento de cocaína.

Sanciones

El Código Penal establece que la pena por el delito de daños es sancionado con prisión de seis meses a dos años o una multa equivalente entre 90 y 300 días de salario mínimo del sector industrial. También contempla dos horas diario de trabajo en beneficio de la comunidad durante 45 días.

Por el delito de homicidio imprudente la pena va de uno a cuatro años y por las lesiones imprudentes se establecen sanciones de uno a tres años. La pena máxima se aplica si las lesiones son gravísimas.

En ambos casos el Código Penal establece como penas accesorias la inhabilitación especial para ejercer la profesión, oficio o cargo por un período de uno a tres años.

Por la exposición de personas al peligro, la pena va de uno a tres años de prisión.

Los delitos que el Ministerio Público imputa a los nueve policías son clasificados como menos graves porque son sancionados con penas que no exceden los cinco años, según el Código Penal.

Lista de acusados:

Zacarías Ignacio Salgado, capitán
Oscar Vargas Rojas, teniente
José Fonseca Salmerón, teniente
Javier Salmerón Tórrez, suboficial
Augusto César Medrano, suboficial
Ernesto Alexander Urbina, suboficial
Osman Ricardo García, suboficial
Harrison Osman Ramírez, suboficial
Miguel Ángel Ramos, suboficial

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus