Manuel Bejarano
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) ve la necesidad de cambiar el rumbo del déficit fiscal en Nicaragua y de impulsar una serie de reformas estructurales en estos momentos en que las estadísticas oficiales reflejan una buena andanza de la economía del país.

Al menos esa es la conclusión del estudio “Política fiscal de Nicaragua”, que presentará Funides la mañana de este jueves.

El economista Mario Flores, a cargo del estudio, dice que hay que revertir la tendencia del déficit a través del aumento en los ingresos y una disminución de los gastos.

Los ingresos aumentaron del 20.2% del producto interno bruto (PIB) en el 2005 al 24.6% en el 2014; mientras tanto, el gasto pasó de 18.6% del PIB en el 2005 a 22.9% en el 2014, según el resumen ejecutivo del estudio.

En ese contexto, entre las acciones que recomienda la investigación están: aumentar los ingresos tributarios (no los impuestos), recortar el gasto a través del uso eficiente de los recursos, fortalecer el proceso de planificación del presupuesto y realizar reformas estructurales (entre estas, políticas de reducción del mercado informal).

“En Nicaragua ya hay poco margen para más impuestos”, sostiene el economista Mario Flores, quien fue ministro de Hacienda y Crédito Público y gerente del Banco Central de Nicaragua (BCN).

Es por ello, insistió, que una de las propuestas del estudio será aumentar los ingresos tributarios, pero no los impuestos.

Las estadísticas refieren que la carga tributaria de Nicaragua está por encima de los países de ingreso medio-bajo (PIMB) y entre las más altas de la región (Centroamérica, Panamá y República Dominicana), y muy cerca del promedio de América Latina y el Caribe.

Además, Flores refirió que actualmente la mayor parte de la carga tributaria todavía se sustenta en el impuesto al valor agregado (IVA).

No más impuestos
¿Cómo aumentar los ingresos tributarios sin aumentar los impuestos? El economista asegura que hay que ampliar la base tributaria del IVA y del IR, mediante la reducción de exenciones y exoneraciones, principalmente las vinculadas a subsidios y al gasto social; simplificar los procedimientos para declarar los impuestos; mejorar el seguimiento de los diversos estratos de contribuyentes; mejorar equipos informáticos y capacidad de los auditores y de procedimientos de ley.

“O se anclan los niveles del déficit (fiscal) o se ajusta el rumbo (reformas estructurales), de tal manera que eso ayude a crear ahorros, movilizar recursos y fortalecer los espacios para poder resolver los grandes desafíos que hay de brechas estructurales, desigualdad y retrasos, sobre todo en la productividad del país, que Funides ha venido mencionando desde hace largo tiempo”, explicó Flores.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus