•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Con una hora y 25 minutos de retraso, comenzó la audiencia preliminar contra los policías acusados de disparar contra una familia en un fallido operativo antinarcótico que dejó como resultado tres personas muertas, entre ellos dos menores de edad.

Familiares de las víctimas.Minutos antes del inicio de la audiencia, se presentó a la sala Yelka Ramírez, madre de los dos niños muertos, hermana de la tercera víctima mortal y madre de uno de los niños que permanecen heridos.

También llegó Miriam Delgadillo Obando, la mamá de Katherin Ramírez, la joven que murió en el operativo. Asimismo, se hicieron presentes los dos abogados que actuarán como acusadores particulares adheridos.

Los nueve acusados estaban desde temprano en la sala del juzgado, resguardados fuertemente y acompañados por sus abogados, quienes son de la Defensoría Pública.

Te interesa: Así estaba el ambiente previo a la audiencia

Prisión preventiva

Tras la lectura del libelo acusatorio, que duró 25 minutos, la Fiscalía pidió prisión preventiva contra los nueve acusados. La petición fue formulada por la fiscal Steffanie Pérez Bojorge a la jueza Cuarto Local Penal de Managua, Dominga Ampié.

El Ministerio Público acompañó su acusación con varias presentaciones en filminas lo que motivó la protesta de los cuatro abogados que defienden a los agentes, e inclusive de Sobeyda Manzanares, abogada particular aherida. Ellos manifestaron que la utilización de esos recursos (las filminas) no era procedente en la audiencia preliminar. Sin embargo, la jueza no dio lugar al reclamo de los abogados.

Tras esto, hubo un impase de 10 minutos y luego la jueza decretó un inesperado receso de 30 minutos.

Durante la audiencia, los familiares de las víctimas reaccionaron contra la decisión de la Fiscalía de acusar por homicidio imprudente, ya que según ellos la muerte de sus familiares no fue una “imprudencia”.

Tiempo para los defensores

Una vez reanudada la audiencia, los cuatro abogados de la Defensoría Pública presentaron sus alegatos.

Los defensores de los agentes policiales coincidieron en pedir que se rechace la acusación presentada por la Fiscalía alegando que es “imprecisa” y que “no individualiza” la participación de los acusados.

Al referirse a las medidas cautelares, los defensores públicos solicitaron que les sea impuesto el arresto domiciliar, la presentación periódica ante la autoridad judicial y la custodia de familiares. A las 1:30 p.m. se volvió a producir un impase.

Se declaran culpables

La jueza Ampié admitió la acusación y ya había dictado la prisión preventiva para los nueve acusados faltando únicamente establecer la fecha para la audiencia inicial, pero el defensor público Adalberto Zeledón pidió se suspendiera la audiencia para hablar con su representado, el capitán Zacarías Ignacio Salgado.

A la petición de Zeledón se sumaron los otros abogados defensores quienes también hablaron con sus representados.

La abogada Manzanares, por su parte, se opuso a la suspensión solicitada por los defensores de los agentes alegando que no era el momento procesal.

Manzanares comentó que seguramente lo que venía después de este receso era que los reos se declararían culpables, para con ello obtener la sanción menos gravosa posible.

Así aconteció. Uno por uno los oficiales tomaron la palabra y admitieron los hechos.

Los acusados:

1. Zacarías Ignacio Salgado, capitán
2. Oscar Vargas Rojas, teniente
3. José Fonseca Salmerón, teniente
4. Javier Salmerón Tórrez, suboficial
5. Augusto César Medrano, suboficial
6 Ernesto Alexander Urbina, suboficial
7. Osman Ricardo García, suboficial
8. Harrison Osman Ramírez, suboficial
9. Miguel Ángel Ramos, suboficial

Cargos por los que son acusados:

Homicidio imprudente, lesiones imprudentes, exposición de personas al peligro y daños, de acuerdo a la acusación que presentó la Fiscalía.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus