•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Alice Blandford es una nicaragüense originaria de Bonanza que desde pequeña advirtió la pobreza que padecían muchas comunidades.
Al culminar la secundaria en Puerto Cabezas, migró a Estados Unidos para estudiar medicina y al graduarse decidió trabajar para ayudar a los nicaragüenses que padecen necesidades, como las que recordaba haber visto durante su infancia.

Así nació Nicaraguan Medical Mission, un proyecto que desde hace siete años brinda apoyo médico y espiritual a pobladores de varias regiones del país.  

“Antes de irme a Estados Unidos vi cómo esas comunidades vivían en extrema pobreza, pero un día tuve la idea de regresar para brindar apoyo a quienes más lo necesitaban”, dijo Blandford  para luego contar que contactó a varios de sus amigos, entre médicos y enfermeras, e iniciaron formalmente el proyecto el 1 de julio de 2008.

Nicaraguan Medical Mission arrancó con 17 profesionales dispuestos a traer alivio a nicaragüenses que viven en condiciones de pobreza.
Actualmente son dos organizaciones las que hacen posible la misión en Nicaragua: una iglesia presbiteriana con sede en Florida y la Asociación de Enfermeras Nicaragüenses Americanas (NANA, por sus siglas en inglés).

Cada año, durante una semana de julio, vienen dos grupos a brindar sus servicios; uno especializado en medicina general y otro con profesoras que imparten enseñanzas de la Biblia.

Jornada 2015

El lunes 20 de julio la misión llegó a Nicaragua con 55 voluntarios para atender a pobladores de la comarca Las Viudas, Tipitapa, Nindirí y Sabana Grande.

En el caso de Sabana Grande, la brigada brindó atención en el Centro de Desarrollo Infantil Los Pollitos. Blandford estima que diariamente recibieron a unas cien personas.

Desde las 8:30 de la mañana el equipo médico recibía a enfermos de diabetes, presión alta, artritis y a niños con malestares diarreicos, principalmente.

En otra habitación había dentistas haciendo limpiezas bucales y, más alejados del bullicio, estaban varios niños con profesoras que los instruían en la parte espiritual.

Para conocer más sobre la misión médica que realiza Nicaraguan Medical Mission, pueden escribir al correo de la doctora Alice Brandford: kuka@strato.net o buscarlos en Facebook: Nicaraguan Medical Mission.

De acuerdo con sus enfermedades, cada paciente recibía gratuitamente medicamentos.

“Hacemos proyectos para comprar las medicinas aquí, porque son más baratas y las ofrecemos de forma gratis”, refirió la altruista nicaragüense.

Metas

A pesar de que llevan siete años con la misión, aún no han podido extenderse para brindar apoyo a otros poblados.

“Hemos tratado de conseguir más ayuda y locales, pero nos hacen falta los contactos”, lamentó Blandford.parte de los niños atendidos por el equipo de médicos voluntarios.

No obstante, esto no ha sido impedimento para continuar con su misión. Sin perder las esperanzas, la voluntaria y su grupo de enfermeras y doctores dicen que seguirán ofreciendo estos servicios.

“Ya que Dios nos ha bendecido a nosotros, entonces seguiremos hasta donde Él lo permita con aquellos que lo necesitan”, finalizó.

Población agradecida

Blanca González desde el año pasado se beneficia con la atención de esta brigada. “Siempre viene mucha gente porque la atención es muy buena, estoy muy agradecida con su ayuda, me atendieron a mi nieta y a mí y todo de forma gratuita”, expresó.

Rosibel Suncín también reconoce la ayuda. Ella llegó por chikungunya y recibió su medicación gratis. “A pesar de que vine tarde, me atendieron rápido, de buena manera, me parece excelente que vengan este tipo de organizaciones, porque su ayuda realmente nos sirve de mucho”, confesó.

Además de la consulta y el medicamento que cada paciente requiere para superar sus padecimientos, la misión les provee vitaminas para un mes.

Visitamos cada año las mismas comunidades porque queremos darle seguimiento, ver si de verdad con nuestra ayuda vemos un mejoramiento en su salud”, refirió la doctora Alice Brandford.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus