•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El joven Antonio Adonay Urbina Henríquez, supuesto integrante de la temida pandilla o mara autodenominada Salvatrucha de la república de El Salvador, fue entregado por la Policía esteliana a las autoridades de Migración para su posterior deportación a su país de origen.

Urbina, de 18 años, fue detenido luego que a través de las redes de información y cooperación establecidas por la Policía, las autoridades conocieron que este pernoctaba y andaba junto a un grupo de jóvenes habitantes del barrio “La Comuna”, al noroeste de la ciudad de Estelí.

El muchacho nació en el sector de San Vicente, en la nación centroamericana de El Salvador, pero se encontraba indocumentado en Nicaragua.

No sé qué voy a hacer cuando regrese a El Salvador para evitar que me maten los pandilleros”. Antonio Adonay Urbina,
Exsalvatrucha capturado.

“Por medio de informaciones de la Dirección de Inteligencia conocimos de la presencia en Estelí de este exmiembro de la Mara Salvatrucha”, detalló el comisionado mayor Alejandro Ruiz Martínez, jefe de la Policía en el departamento de Estelí.

INVESTIGAN VÍNCULO
De acuerdo con las indagaciones desarrolladas por los oficiales de la Policía, Antonio Adonay ingresó al país por puntos ciegos, es decir por lugares fronterizos inhóspitos.

“Ya hicimos las coordinaciones con las autoridades de Migración y Extranjería, quienes se harán cargo del retorno de este individuo a su patria”, dijo Ruiz.

Destacó que la Policía profundiza en las indagaciones para determinar con mayor exactitud los vínculos que el exmarero dejó en el barrio donde estaba, aunque aclaró que desconocen si tiene o no parientes en ese lugar.

También se revisa en Managua si tiene cuentas pendientes con la justicia salvadoreña, porque tenía aproximadamente dos meses de estar en Estelí, explicó el jefe policial.

Supuestamente Urbina estaba viviendo en la casa de una dama de origen salvadoreño, quien tiene estatus legal en el país y desconocía de la situación del joven.

“Lo encontramos con dos personas de 20 y 22 años y aparentemente realiza contactos en Nicaragua”, agregó el comisionado mayor.

REHACIENDO SU VIDA
Por su parte, el exmarero dijo que solo tenía tres semanas de haber desertado de la mara y que había viajado a Nicaragua huyendo de las pandillas, porque lo perseguían.

“Venía a rehacer mi vida, a buscar un trabajo, pero cometí el error de haber entrado a Nicaragua sin documentos”, refirió. “Tengo temor que al regresar a mi país me maten,” infirió.

También dijo que se negó a hacer cosas malas que le exigían que cometiera, aunque declinó detallarlas.

Dice que es hijo de una madre soltera y aclaró que en Nicaragua las autoridades policiales lo trataron de forma humana y en ese particular “se siente agradecido” y destacó que al detenerlo ellos están cumpliendo con su trabajo.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus