•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hace algunos años el profesor de inglés Asdrúbal Canelo estaba seguro que en 2015 no se precisarían demasiados maestros que enseñaran este idioma en el país, pero se equivocó. Desde la Asociación Nicaragüense de Profesores de Inglés (Anpi) se  ha observado un incremento en la cantidad de estudiantes menores de doce años en los centros privados que ofrecen la enseñanza del inglés.

Asdrúbal Canelo es vicepresidente de la Anpi y catedrático en la Universidad Centroamericana (UCA) y explicó que esta situación obedece a que existe un mayor porcentaje de padres que consideran que se necesita aprender otro idioma.

“Con el auge de las becas de estudio en el exterior  y el desarrollo de la inversión extranjera, la necesidad de estudiar inglés se ha incrementado”, expresó.
Para Franklin Téllez, presidente de la Anpi y director académico del Centro Cultural Nicaragüense Norteamericano, los padres “saben que este es el idioma para hacer negocios” y también el del Internet.

“La población estudiantil ha crecido en más de un 70%, los adultos siempre han estado, pero el programa de niños y adolescentes ha aumentado. El papá y la mamá saben que su hijo que habla inglés va a tener mejores oportunidades de estudio y de trabajo que la vieja generación. En el Centro Cultural Nicaragüense Norteamericano tenemos programa para niños y niñas de tres años, hay entre 600 y 700 estudiantes de entre tres y seis años, y de entre seis y doce solo en el turno sabatino de la mañana”, indicó Téllez.

Urge mejorar currículo

Una de los objetivos que tiene la Anpi es certificar a todos los docentes que imparten inglés en el país. Según Franklin Téllez, para egresar bachilleres con mejor conocimiento del inglés es preciso que en las escuelas se incluyan más horas de estudio de esta materia y capacitar a los docentes.

“Queremos presentar una currícula estándar y que el Gobierno busque los fondos para desarrollarlo, eso ya lo hizo Costa Rica, y Chile es el modelo en Latinoamérica”, manifestó.

Asdrúbal Canelo señaló que han identificado varias deficiencias en la enseñanza del inglés: “Primero, que hay una sobrepoblación en los salones de clases, y en este contexto la tarea de enseñar un idioma y monitorear el progreso de cada estudiante es algo casi imposible de lograr. Segundo: la falta de  acceso a los medios audiovisuales y plataformas en línea dentro de las escuelas. Estos recursos facilitan el aprendizaje de un idioma y hasta lo hacen una tarea divertida de completar, pero desafortunadamente el acceso a ellas es limitado desde algunas escuelas”. En ese sentido, el Centro Cultural Nicaragüense Norteamericano ha implementado el sistema de aprendizaje denominado “bleended learning”, que es una combinación de la enseñanza presencial y online. De acuerdo con Franklin Téllez, un 40% de la enseñanza es online.

“En vez de usar el work book se compra la licencia. El sistema corrige, hace un diagnóstico y hay interacción con el maestro. El 90% de nuestros estudiantes tiene acceso a Internet. Esto abarata los costos de los cursos de inglés, antes el nivel costaba US$120 y ahora pagarán US$90”, dijo Téllez.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus